La cantidad forma parte de una aportación de 85 millones destinada a la actividad de las universidades públicas en el primer trimestre de 2019.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado en su reunión de hoy la concesión de una aportación de 14.185433 euros destinados a financiar las actividades de la Universidad de León (ULE) en el primer trimestre de 2019. Esta cantidad forma parte de una partida de 84.805.596 euros que la Junta destina a las cuatro universidades públicas de la comunidad, al entender la Consejería de Educación necesario que cuenten una financiación adecuada que permita una mayor calidad de enseñanza y una investigación científica excelente. La cantidad que van a recibir las otras tres universidades es de 9.530.738 euros para la de Burgos (UBE), 29.977.475 euros para la de Salamanca (USAL) y 31.110.948 euros para la de Valladolid (UVA).

Estas aportaciones garantizan la continuidad en la financiación global de las universidades públicas de Castilla y León, en lo que el Gobierno autonómico explica que es un “compromiso adquirido con el sistema universitario público como fuente de modernización de la sociedad y de nuestra economía”.

Desde la Consejería de Educación se ha afirmado que en estos momentos la enseñanza superior tiene planteados tres grandes retos en torno a las funciones básicas de la universidad, que son transmitir el conocimiento existente, generar nuevo conocimiento, y finalmente transferirlo a la sociedad. Estas funciones básicas, a su vez, se vinculan a los tres grandes objetivos sobre los que debe insistir una Administración responsable para lograr un sistema universitario cada vez más especializado, más fuerte y competitivo.

En primer lugar, la Junta de Castilla y León quiere reforzar la excelencia en la formación de los estudiantes universitarios mediante una enseñanza más personalizada que permita avanzar en la mejora de su rendimiento académico y en la adquisición de conocimientos.

En segundo lugar, la profundización y afianzamiento de una investigación científica de calidad. El compromiso de la Consejería de Educación se concreta, por una parte, en la financiación aprobada de los gastos del personal docente e investigador de las universidades públicas y, por otra, en las diferentes actuaciones que nacen de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León 2014-2020 -RIS3, según sus siglas en inglés-.

Finalmente, el tercer objetivo supone un mayor esfuerzo en la innovación, para aumentar la transferencia de conocimientos desde las universidades hacia la sociedad y las empresas, lo que contribuirá al crecimiento económico y la creación de empleo de calidad en Castilla y León. En este sentido, la Consejería de Educación destinó, a lo largo de 2018, 334.205.891 euros a las universidades públicas de la Comunidad -36.605.799 euros corresponden a la Universidad de Burgos; 54.982.331 euros, a la Universidad de León; 120.195.728 euros, a la Universidad de Salamanca; y 122.422.033 euros, a la Universidad de Valladolid.

Impactos: 14