Stethoscope on a Computer Keyboard. Blue-toned.

Rubén Darío, secretario político provincial del PCE de León, denuncia la situación de dejadez de las instituciones a la hora de resolver los problemas de falta de personal sanitario en la provincia.

Según el PCE de León, en una provincia con la mayoría de población envejecida, unida a la despoblación, consecuencia directa de la falta de servicios y empleo, la situación se agrava en el periodo estival por la falta de sustituciones de bajas y vacaciones del personal sanitario.

Rubén Darío ha manifestado que “teniendo en cuenta que la población flotante de las zonas rurales aumenta considerablemente durante estos periodos todos los años, consideramos que la falta de previsión es inadmisible y forma parte de un plan preconcebido para acabar con la sanidad pública.”

A todo esto el PCE afirma que le costa que la Gerencia Regional está elaborando la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), en la que sólo en la Gerencia de Salud de la áreas de León se suprimen 16 puestos de trabajo de administración. Un hecho que, a juicio de la organización comunista, no se puede permitir esta provincia para poder realizar unos servicios públicos de calidad. El PCE cree “necesario” introducir nuevos indicadores a la hora de elaborar las RPT, teniendo en cuenta las necesidades de la población, la especial orografía y estudios de morbimortalidad de cada zona de salud para, afirman, “poder adaptar a la realidad de cada área geográfica, el personal necesario”. El Partido denuncia que estos estudios no se han realizado hasta ahora en ningún área de Castilla y León a pesar de las reiteradas peticiones de Izquierda Unida y de la Coordinadora de Plataformas en Defensa de la Sanidad de la Comunidad, lo que, a su juicio, significa “una peor planificación y redistribución de los recursos que se traduce en una ineficiencia económica y social”.

La formación denuncia que el gobierno regional y estatal “han utilizado torticeros argumentos economicistas y neoliberales, obviando el carácter social y público de la sanidad y el derecho a la accesibilidad a la misma en igualdad de condiciones independientemente del lugar de origen de las personas usuarias”. Por ello reitera Rubén Dario que “invertir en salud es garantizar el bienestar de  la ciudadanía  y  la eliminación de inequidades”.

La insuficiencia de personal médico que el consejero de sanidad achaca a que “no quieren trabajar en nuestra CCAA”  y a “errores producidos en la planificación de los RRHH” es para el PCE el fruto de una “nefasta gestión que ha llevado a un éxodo de profesionales de la salud y que claramente responde a la ideología de su partido, al servicio de los intereses de empresas y fondos buitre, cada vez más interesados en la inversión en la sanidad privada, y que convierten en un negocio el derecho de todas y todos a una sanidad pública de calidad, accesible en igualdad de condiciones y universal”, denuncian.

El PCE, ha lanzado una batería de medidas en base a las necesidades de la provincia, que a su juicio pasan por un estudio realista y adecuado a la población de los determinantes de la salud; la creación de residencias geriátricas públicas; el aumento de los puestos de enfermería y los parques de ambulancias; el refuerzo de los centros de salud comarcales y la atención rural; el incremento de los recursos de traumatología, paliativos, atención primaria y prevención; un mayor número de plazas MIR y la convocatoria de oposiciones para cubrir no sólo las vacantes actuales sino para hacer una previsión de futuro.

Según el PCE, “no es suficiente con la voluntad política, que es necesaria, sino que tenemos que unir a ello la movilización en las calles para poder revertir esta situación de desmantelamiento y devaluación de nuestra sanidad”. Es por ello, que Rubén Darío, anuncia que se sumarán “a todas aquellas reivindicaciones que surjan en las calles de acuerdo con nuestros principios”, concluyen.

Impactos: 7