El servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico resuelve problemas de salud que los pacientes no saben que padecen hasta que el farmacéutico revisa sus indicadores de salud

Las 18 farmacias de León que han trabajado en la implantación del Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT) a pacientes mayores, crónicos y polimedicados han descubierto en la población leonesa un 17,3% de problemas de salud no controlados. Con este servicio; integrado en el marco del programa conSIGUE, desarrollado por el Consejo General de Farmacéuticos y la Universidad de Granada; los farmacéuticos realizan el seguimiento personalizado del tratamiento farmacológico de cada paciente, lo que les permite detectar problemas de salud relacionados con los medicamentos y poner solución en colaboración con el médico de atención primaria.

Los 25 farmacéuticos participantes han realizado el seguimiento farmacológico de 105 pacientes, sobre todo mujeres que, en su mayoría, superan los 75 años y toman una media de 9 medicamentos de forma continuada para mejorar o controlar sus 8 problemas de salud. De la toma no vigilada de los fármacos se derivan problemas de salud, provocados por duplicidad de tratamientos, errores de prescripción y dispensación, interacción de fármacos y efectos adversos, y del propio paciente en cuanto al incumplimiento del tratamiento, la administración errónea del medicamento o su conservación inadecuada, entre otros.

Dadas las altas cifras de mayores de 65 años de la provincia, el servicio de seguimiento farmacoterapéutico tiene un gran impacto en la salud de la población, por lo que la farmacia leonesa camina hacia una mayor labor asistencial, según afirma el Presidente del Colegio de Farmacéuticos de León, Javier Herradón Muñoz. “Queremos acercar al ciudadano que el farmacéutico, además de ser responsable de la dispensación de medicamentos, también es quien vela por su salud y calidad de vida, vigilando el cumplimiento de las pautas de prescripción de tratamiento establecidas por el médico y revisando su medicación”.

A la espera de los avances de los últimos resultados, el programa conSIGUE ya ha confirmado que el seguimiento farmacoterapéutico reduce un 54,1% los problemas de salud no controlados,  un 53,1% los pacientes que acuden a urgencias y un 59,8% los pacientes hospitalizados. Dado que, además, se reduce de media 0,39 medicamentos, de prestarse el Servicio al universo de pacientes mayores, crónicos, polimedicados del país, se podría generar unos ahorros al sistema de 2.272 millones de euros.

La figura del Formador COlegial (FoCo)

Durante todo el programa conSIGUE los farmacéuticos han contado con la ayuda de la farmacéutica Marta González Gómez, quien aconsejaba a los farmacéuticos sobre cómo implantar el servicio asistencial en su farmacia; en la tarea como Formador Colegial. La farmacéutica leonesa de 27 años ha recorrido mensualmente las farmacias de la provincia, cerciorándose del correcto desarrollo del programa, mediante el control de los registros de farmacias, y ha sido el nexo de unión entre los farmacéuticos y el Grupo Investigador Nacional.

“El seguimiento farmacoterapéutico es algo necesario en cuanto a que, si no hay revisión de medicación o de efectos adversos, los problemas de salud pueden estar ahí y el paciente no ser consciente de ello. Acuden al médico describiendo unos síntomas que pueden asociarse a ciertas patologías cuando, en realidad, son la consecuencia de un mal uso de medicamentos o un inadecuado tratamiento de una enfermedad que ya padece”, afirma la FoCo de León.

Impactos: 24