El consejero de Educación, Fernando Rey, ha asistido en Rabat a la ceremonia de lanzamiento del proyecto de hermanamiento con el Reino de Marruecos ‘Apoyo al Sistema de Educación Superior en Marruecos como parte de un acercamiento con el Espacio Europeo de Educación Superior’ (‘Appui au Système de l’Enseignement supérieur au Maroc dans le cadre d’un rapprochement avec l’Espace européen de l’Enseignement supérieur’) convocado por la Comisión Europea en junio de 2017. Esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 1.200.000 de euros, tendrá una duración de 24 meses. Además, la Consejería de Educación también ha presentado su candidatura recientemente para liderar un proyecto europeo de hermanamiento con Bosnia y Herzegovina, denominado ‘Fortalecimiento de la Capacidad Institucional para el Reconocimiento de Cualificaciones en Educación Superior’.

El proyecto propuesto por la Consejería de Educación a la Comisión Europea en materia de enseñanza resultó vencedor en noviembre de 2017 sobre otros presentados por distintos países miembros de la Unión Europea en un proyecto altamente competitivo, en el que Castilla y León tuvo que rivalizar con propuestas muy sólidas como las presentadas, entre otros, por el Ministerio de Educación de Italia.

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha asistido -junto a la directora general de Universidades e Investigación, Pilar Garcés- a Rabat a la ceremonia de lanzamiento del proyecto ‘Apoyo al Sistema de Educación Superior en Marruecos como parte de un acercamiento con el Espacio Europeo de Educación Superior’ en el Centro Nacional de la Investigación Científica y Técnica de Rabat.

El liderazgo de la iniciativa corresponde a la directora general de Universidades e Investigación, Pilar Garcés, que ya coordina las actuaciones de los expertos y es responsable de las relaciones institucionales con Marruecos, para lo que está acompañada por Rafael de Paz, director de la Oficina de Proyectos Internacionales de la Universidad de León (ULE), como consejero residente que se ha desplazado a la capital marroquí durante toda la duración del proyecto y está trabajando en primera línea con la institución beneficiaria.

El acto de lanzamiento ha contado con las intervenciones del titular de Educación de Castilla y León; de un representante del Ministerio de Educación Nacional, de la Formación Profesional, de la Enseñanza Superior y de la Investigación Científica del Reino de Marruecos; del jefe adjunto de la delegación de la Unión Europea en Marruecos, Alessio Cappellani; de un representante de la Embajada de España en el país; y del director de Departamento de Administración Pública y Servicios Sociales de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), Germán García. Para la presentación del proyecto han estado presentes, además de la directora general de Universidades e Investigación de Castilla y León, el jefe de proyecto en Marruecos, Mohamed Tahiri, director de Enseñanza Superior y Desarrollo Pedagógico del Ministerio de Educación Nacional marroquí.

Objetivo del proyecto

El hermanamiento ‘Apoyo al Sistema de Educación Superior en Marruecos como parte de un acercamiento con el Espacio Europeo de Educación Superior’ consiste en acompañar, asistir e impulsar la reforma del sistema de enseñanza superior de Marruecos en el marco de su visión estratégica 2015-2030, al igual que su acercamiento al Espacio Europeo de Educación Superior con el fin de mejorar la empleabilidad de los egresados y la gobernanza del sistema universitario.

Para ello, el proyecto se compone de seis líneas específicas de trabajo con seis reputados expertos en la materia a la cabeza de la organización y coordinación de cada una de ellas.

En este sentido, para el acercamiento del marco legislativo y reglamentario marroquí a los estándares europeos, se contará con Zulima Palmira, profesora de Derecho Administrativo de la Universidad de Salamanca (USAL), juez y experta externa para la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión (Frontex) y para la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO); en la diversificación de la oferta de formación trabajará Eva Garea, técnico superior de Relaciones Internacionales de la Universidad de Vigo, experta en la Unión Europea y en gestión de proyectos europeos; y la diversificación de las modalidades de enseñanza -con especial referencia a la enseñanza online o ‘elearning’- la desarrollará María José Rodríguez, catedrática en el área de conocimiento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y directora del Instituto Universitario de Ciencias de la Educación de la USAL.

Finalmente, en la puesta en marcha del sistema de créditos ECTS trabajará José Ángel Domínguez, director de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (Acsucyl); en el reconocimiento de diplomas, lo hará Margarita Lezcano, asesora del Gabinete del secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) y responsable de European Network of Information Centres in the European Region- National Academic Recognition Information Centres in the European Union’ (ENIC-NARIC) España; y la consolidación de las herramientas de pilotaje, la desarrollará Vicente Matellán, director general de la Fundación del Centro de Supercomputación de Castilla y León. El resto de expertos que conforman el equipo de trabajo que desarrollará la metodología y las sesiones en Marruecos estará formado por académicos y técnicos de las universidades públicas y de la Administración de Castilla y León.

Los proyectos de hermanamiento son financiados por la Unión Europea y, en este caso en concreto, el proyecto concedido cuenta con un presupuesto de 1.200.000 de euros y con una duración de 24 meses.

Proyecto europeo de hermanamiento con Bosnia y Herzegovina

La Consejería de Educación también ha presentado su candidatura, el pasado 17 de abril de 2018 en Sarajevo, para liderar un proyecto europeo de hermanamiento con Bosnia y Herzegovina, denominado ‘Fortalecimiento de la Capacidad Institucional para el Reconocimiento de Cualificaciones en Educación Superior’. Fernando Rey defendió -junto con Pilar Garcés y la responsable de Relaciones Internacionales de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (Acsucyl), Sandra Marcos- la propuesta de Castilla y León que ha sido finalista junto a la iniciativa presentada conjuntamente por Croacia, Francia y Letonia.

Su objetivo general es contribuir a mejorar la movilidad laboral, de estudiantes y de personal académico en este país a través del reconocimiento de cualificaciones extranjeras de Educación Superior, de acuerdo con lo establecido en el Convenio sobre Reconocimiento de Lisboa. La duración de este proyecto es de 15 meses y cuenta con un presupuesto de 600.000 euros.

330 proyectos de hermanamiento realizados

Los proyectos de hermanamiento son un instrumento de cooperación institucional de la Comisión Europea con los países candidatos y los países de la región de la Política de Vecindad de la Unión Europea concebidos para, a través de asistencias técnicas llevadas a cabo por instituciones públicas de los países miembros de la Unión Europea, impulsar el fortalecimiento de las administraciones públicas de los países beneficiarios.

El programa de hermanamiento -también denominado ‘Twinning’ o ‘Jumelage’- comenzó en el año 1998 y, en España, la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas es la institución encargada de llevar a cabo su gestión, apoyando tanto en la fase de preparación de la propuesta como en la gestión del proyecto una vez concedido, garantizando la buena gestión económica y financiera exigida al contar con una larga trayectoria y experiencia en la ejecución de este programa con más de 330 proyectos de hermanamiento realizados.

En los proyectos de hermanamiento, los objetivos y resultados marcados han sido definidos por el país beneficiario en base a las necesidades, inquietudes o preferencias de sus sistemas políticos, administrativos o económicos nacionales correspondiendo al país miembro presentar una propuesta de proyecto alineada con los requerimientos y las necesidades definidas por el beneficiario a través del desarrollo del marco institucional, los servicios y actividades propuestas, la metodología, la sostenibilidad y las ventajas comparativas de la propuesta presentada.

Impactos: 56