OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde hace más de un año no se ha cubierto la plaza que dejó vacante el vigilante anterior del Monasterio San Miguel de la Escalada (León) al pedir su traslado a otro destino.

Según las quejas recogidas por la procuradora de Podemos CyL por Salamanca, Isabel Muñoz, responsable de Patrimonio en la Comisión de Cultura, las labores que desempeñaba el trabajador de la Junta, las está realizando un familiar del párroco de la localidad de Gradefes, a la que pertenece San Miguel de la Escalada, que, al parecer, cobra una cantidad por entrar, cuando siempre ha sido gratis.

Esta manera de proceder evidencia la dejación de la Junta de Castilla y León en materia de Patrimonio, cuando San Miguel de la Escalada es un monumento de enorme interés, no solo por su incuestionable valor artístico, sino por su significación en el desarrollo del  arte altomedieval español.

San Miguel de la Escalada,   fundado a finales del siglo IX sobre una iglesia visigoda abandonada por la invasión árabe, por unos monjes cristianos cordobeses, fue declarado Monumento Nacional en  1886, por lo tanto, Bien de Interés Cultural, según la Ley de Patrimonio de Castilla y León.

Impactos: 4