Cruz Roja Española en León desarrolla desde 2014 el proyecto “Itinerarios sociolaborales para familias en situación de especial dificultad”, que favorece el incremento de oportunidades laborales de al menos un miembro de la unidad familiar, y en el que todos los miembros con posibilidades de trabajar están desempleados, o cuentan con una baja intensidad laboral.

En 2017 se intervino con 21 unidades familiares, se produjo al menos una inserción en el 76% de las familias, y sobre el total, se ha insertado el 47,61% de los y las participantes. Un peso importante han tenido las sesiones de corresponsabilidad familiar y organización del tiempo, de manera individual o grupalmente se ha orientado a un 74% de los/as participantes. La participación en acciones de orientación laboral alcanza un 80%. El 50% de los y las participantes han realizado formación y el 30% han recibido ayudas complementarias para matrículas en cursos de formación.

En  2018 el proyecto va a estar subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria de IRPF.

El proyecto incorpora el enfoque sistémico en el desarrollo de los itinerarios de inserción sociolaboral como una respuesta específica que mejora las posibilidades de lograr un objetivo común: “encontrar un empleo”, para el que es necesario el apoyo intensivo de los diferentes subsistemas de convivencia: conyugal, parental, fraterno…, siendo clave el pactar y buscar las alianzas internas de corresponsabilidad familiar.

Desde un enfoque sociolaboral, se analiza la importancia que tiene el entorno familiar como agente socializador en la trayectoria vital de las personas, así como que tomen consciencia de que la familia, puede a su vez ser agente movilizador y motor de cambio de cada una de las personas que la componen. Uno de nuestros objetivos es mejorar la colaboración entre sus miembros como un propio equipo de trabajo que persigue un objetivo común: “Que la persona más empleable encuentre un trabajo” para que así, cambie la situación socioeconómica de la familia y puedan seguir trabajando por la mejora de la empleabilidad de cada uno de ellos. Se trata de un tema de apoyo mutuo y corresponsabilidad familiar, para buscar soluciones compartidas y apoyo interno y/o externo entre los diferentes componentes de la familia.

Las actividades enmarcadas en el proyecto se resumen en las siguientes líneas de intervención:

  • Acogida y valoración conjunta de la situación socio-familiar: Basándonos en el conocimiento, las técnicas y elementos de intervención que ofrecen el modelo sistémico aplicado a familias (esquemas y fases de entrevistas sistémicas, genograma, mapa de relaciones familiares, etc.).
  • Evaluación del perfil de empleabilidad de cada una de las personas, valoración del perfil competencial y profesional de cada uno de los miembros, así como evaluación de su mejora tras la intervención realizada.
  • Orientación laboral, activación y motivación hacia la búsqueda de empleo, conocimiento del mercado laboral, desarrollo de habilidades, conocimiento de recursos y herramientas necesarias para la búsqueda activa de empleo, identificación y puesta en valor de las capacidades y competencias personales y profesionales, definición o ajuste de objetivo profesional, fomento de la participación social y laboral, actuaciones destinadas a mostrar a la familia y a cada una de las personas las opciones posibles que les permita tomar decisiones y pasos a seguir en todo el proceso de búsqueda activa de empleo.
  • Formación laboral destinada a formar en competencias básicas y transversales necesarias para el desempeño o mantenimiento de un puesto de trabajo y a capacitar en competencias profesionales necesarias para el desempeño de un oficio.

La complementariedad y coordinación de nuestra intervención con los recursos destinados a dar respuestas a las problemáticas sociales que tenga la familia junto al acceso a ingresos por medio de un empleo, contribuirán a reducir la pobreza intergeneracional y la exclusión social.

Impactos: 82