El Día Mundial del Agua del 22 de marzo de 2018 tiene el tema “La Naturaleza del Agua”, cuyo objetivo es buscar las soluciones a los problemas del agua

Desde 1993 se celebra este día declarado por la Asamblea General de naciones Unidas. El propósito del Día Mundial del Agua es promover una comprensión global sobre la necesidad de un uso más responsable de este recurso.

Con la proclamación de este día se invita a los distintos Estados, dentro del contexto nacional, a celebrar distintas actividades como conferencias, mesas redondas, seminarios o exposiciones destinadas a concienciar a la población de la importancia de la conservación y desarrollo de los recursos de agua.

El agua dulce es esencial para la vida. La salud humana y el desarrollo social dependen de la disponibilidad de este recurso, tanto en cantidad como en calidad. Dado que en el mundo 1,2 millones de personas no tienen acceso al agua potable y que el agua contaminada y su suministro inadecuado provocan el diez por ciento de las enfermedades en países en desarrollo, es evidente que todavía falta mucho por hacer.

La naturaleza tiene la respuesta

La celebración de este año se centra en explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI.

Los problemas medioambientales, junto con el cambio climático, provocan las crisis asociadas a los recursos hídricos que ocurren en todo el mundo. Las inundaciones, sequías y la contaminación del agua se agravan con la degradación de la cubierta vegetal, los suelos, los ríos y los lagos.

Cuando descuidamos los ecosistemas, dificultamos el acceso a los recursos hídricos, imprescindibles para sobrevivir y prosperar. Las soluciones naturales pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con el agua. Queda mucho por hacer para implantar las infraestructuras ecológicas y armonizarlas con las tradicionales allí donde sea posible.

Fuente: Redacción Ambientum / concienciaeco.com / Ambientum

Impactos: 458