El derecho de los menores a convivir en familia sólo se puede garantizar contando con una amplia bolsa de familias de acogida

El Acogimiento Familiar es una forma de cuidado alternativo que prevé el Sistema de Protección a la Infancia, basado en la solidaridad de la ciudadanía, que permite a los niños y las niñas que se encuentran separados de sus progenitores crecer en un ambiente familiar estable durante un tiempo determinado. Esta separación viene determinada por diversas situaciones de las familias de origen de los niños y niñas que van desde incumplimiento de responsabilidades de crianza, educación y cuidado, imposibilidad para cuidar o inadecuación de la situación. Lo que jurídicamente se define como desamparo.

Este recurso de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León se desarrolla en cada provincia a través de las secciones de Protección a la Infancia dependientes de las gerencias territoriales. Cruz Roja Española participa en el programa como entidad colaboradora.

El objetivo de Cruz Roja en este momento es ampliar el número de familias para dar cumplimiento al derecho de todos los niños y niñas a vivir y crecer en una familia, teniendo como horizonte el retorno con su familia de origen cuando sea posible y evitando así que haya menores en espera como es el caso de los 32 que tenemos en la actualidad en la provincia de León.

Las familias que necesitamos simplemente han de ser solidarias con la infancia, independientemente de su configuración, estado civil, orientación sexual, número de hijos/as… tener ganas de dar un entorno familiar a estos niños/as.

Existen varias modalidades de acogimiento en cuanto a la finalidad (temporal o permanente), la duración, y la continuidad o no del mismo (a tiempo completo  y a tiempo parcial). Respecto a la continuidad a tiempo completo, es aquella en la que el menor convive de forma continua con los acogedores; la modalidad a tiempo parcial es aquella en la que convivencia es discontinua; por horas, de fines de semanas, etc.

Esta última posibilidad, el acogimiento parcial, posibilita que muchas familias se animen a ser acogedoras pese a sus horarios laborales, cargas y responsabilidades del día a día, porque les permite acoger en fines de semana y/o vacaciones. Para muchos menores que llevan años en casa de acogida es una opción posible para garantizar una referencia familiar adecuada.

Durante el año 2017 un total de 110 menores han estado en situación de acogimiento familiar en nuestra provincia en 53 familias, Actualmente, conforman la bolsa de familias acogedoras 62 familias, que pese a ser un alto número, es necesario continuar formado y registrando a más familias en la bolsa, para que todos los menores tengan posibilidades de acogerse a este recurso.

Las personas interesadas en acoger pueden solicitar información y hacer la formación específica en Acogimiento Familiar en cualquier sede de Cruz Roja Española.

Impactos: 5