El 79,4% de los pacientes con diabetes tiene hipertensión, patologías que pueden estar sin diagnosticar y generar problemas de salud si no se tratan.

Más de cien farmacéuticos leoneses reciben formación especializada en hipertensión arterial, riesgo vascular y diabetes a través de un taller de actualización organizado, en León y Ponferrada, por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria SEFAC.

El objetivo de los talleres es mejorar la preparación de los farmacéuticos leoneses para ofrecer una mejor atención sanitaria a los pacientes con estas patologías que, en muchas ocasiones, están íntimamente relacionadas; hasta el punto de que el 79,4% de los pacientes con diabetes tiene hipertensión; y que pueden ser asintomáticas o estar sin diagnosticar. Situaciones que pueden desembocar en problemas graves de salud si no se tratan o controlan adecuadamente. Sólo en España, más de 11 millones de ciudadanos son hipertensos, de los que un tercio ignora que lo es y el 33 por ciento de los que lo saben no están controlados de forma adecuada.

Ello, sumado a la frecuencia con la que los pacientes hipertensos y diabéticos visitan las farmacias, y teniendo en cuenta, además, que la hipertensión arterial es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente, que causa la muerte de más de siete millones de personas en el mundo, hace de suma importancia que el profesional farmacéutico se mantenga actualizado en los conocimientos sobre estas materias,

Algo que afirma el Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de León, Javier Herradón Muñoz, al asegurar que “la farmacia es un punto clave en el seguimiento de la tensión y el colesterol, porque contamos con tensiómetros que miden con exactitud la tensión arterial y el intervalo entre la sístole y la diástole, para saber si hay hipertensión. Con estos datos y teniendo en cuenta otros parámetros, como la edad del paciente o el consumo de tabaco o alcohol, calculamos el riesgo cardiovascular del paciente y ofrecemos diferentes servicios profesionales para mejorar su salud, como el control farmacoterapéutico. Un 88,3% de los hipertensos se encuentran en tratamiento farmacológico, el problema es que la mitad de los pacientes en España no siguen el tratamiento pactado con el profesional sanitario, bien porque no toman la cantidad recetada o no lo hacen en los momentos señalados y es fundamental su cumplimiento, tanto para la prevención como para evitar el empeoro”. En los talleres, que han sido impartidos por la farmacéutica Antonia María Jiménez, miembro del grupo de trabajo de Hipertensión y Riesgo Vascular de SEFAC, los farmacéuticos han podido acceder a información sobre síntomas de las patologías de hipertensión y diabetes, factores de riesgo, cómo medir la presión arterial, motivos para derivar al paciente al médico, tratamientos farmacológicos y no farmacológicos, etc. Dadas las cifras de sobrepeso en España, que en adultos de 25 a 64 años es del 39,3%, y de obesidad, mayor del 21,6%, la probabilidad de padecer diabetes crece, lo que además de aumentar la posibilidad de padecer riesgo cardiovascular, provoca complicaciones a largo plazo en diferentes órganos, como la vista, problemas renales, cardíacos y circulatorios. Y no solamente se queda ahí, las personas con diabetes tienen entre 2 y 5 veces más riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca y entre un 60% y 80% de probabilidad de muerte cardiovascular. Ante esto, según Javier Herradón, la prevención es fundamental, “en esto, el consejo farmacéutico es esencial para conseguir un estilo de vida saludable basada en el control del peso, una alimentación sana, ejercicio físico y la cesación tabáquica. Si los pacientes acuden a la oficina de farmacia los farmacéuticos les pueden ofrecer los servicios profesionales que controlen los parámetros de su salud, mediante la medición de la tensión, la educación diabetológica, ayuda a la cesación tabáquica y asesoramiento nutricional, entre otros. Todo aquello que ayude a la mejora de la calidad de vida del paciente”. Servicios Profesionales que el Colegio de Farmacéuticos actualiza a sus colegiados mediante jornadas de formación como ésta, en la ha querido colaborar la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria, que sirve de guía en la prestación de los servicios profesionales sanitarios y reconoce al farmacéutico como el profesional experto en medicamentos y el más cercano y accesible a la población.

Impactos: 70