ayuntamiento de leon
ayuntamiento de leon

El contrato para cambiar la iluminación por 10 años es una privatización de libro que desmantelará los servicios eléctricos públicos municipales

El Equipo de Gobierno, privatizando la renovación de las luminarias nocturnas, pierde una ocasión de oro para destinar 20,8 millones de euros en crear un servicio municipal público que revise, mantenga, renueve y mejore la iluminación del municipio más allá de los años de vigencia del contrato que ahora saldrá a concurso.

Como bien se recoge en los pliegos, estamos ante un contrato para realizar la obra, que durará un mínimo de 6 meses, el mantenimiento y la gestión energética durante 10 años. Estamos ante una privatización que pondrá al ayuntamiento en manos de la empresa ganadora, liquidará un servicio municipal a base de ir jubilando a la plantilla propia y obligará a volver a contratar, probablemente con la misma beneficiaria, una vez pase el tiempo estipulado en los pliegos de condiciones.

El Ayuntamiento de León demuestra una vez más que es cobarde, renunciando a dotar de mejores servicios públicos a la ciudad, y extremadamente generoso cuando beneficia a terceros, repartiendo el dinero público a favor del interés privado cuando estábamos ante una gran oportunidad de mirar a largo plazo y dotar a la ciudad de unos servicios eléctricos municipales reforzados, eficaces y “en forma” dentro de 10 años, 15 años o 20 años.

Desde IzAb podemos justificar que durante un tiempo prudencial se concierte la obra, pero no que en paralelo se refuercen los servicios propios de mantenimiento, creando un servicio de gestión energética municipal que evite depender para siempre de multinacionales para dar una iluminación nocturna decente a la ciudad.

El PP, con el apoyo de Cs, UPL y el PSOE, según convenga, parece ha entrado en una desbandada privatizadora de venta al mejor postor de la ciudad y su ayuntamiento. Animamos a la oposición a denunciar con fuerza esta situación y exigir una gestión pública y directa que mejore las condiciones de vida de las leonesas y leoneses, no que mejore la cuenta de resultados de terceros a cambio de desmantelar, cuestionar y olvidar a los servicios públicos. La ruina ligada a la privatización del agua o lo ocurrido en SERFUNLE son ejemplos que no se pueden repetir.

Impactos: 53