El procurador de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León critica los incumplimientos en las condiciones de la declaración de impacto ambiental

El Procurador del Grupo Parlamentario Ciudadanos (Cs) en las Cortes de Castilla y León, Manuel Mitadiel, ha presentado una pregunta para su contestación por escrito en relación con el cumplimiento de las directrices de la declaración de impacto ambiental de la explotación ‘Calde Caolín’ para el aprovechamiento minero de arcillas caolinéticas y arenas silíceas en el término municipal de Carrocera.

Mitadiel ha manifestado que para este proyecto se dictó declaración medioambiental en diciembre de 2014 y que la actuación de la empresa Calderón Obras y Servicios León S.L. “está generando rechazo entre la población circundante, como consecuencia del cierre de caminos, del desvío del arroyo Valle Grande y del vertido de arenas y gravas a dicho arroyo”.

El procurador de la formación naranja ha señalado que “existen condiciones de la declaración de impacto ambiental que no se están cumpliendo”. Entre estos incumplimientos ha destacado la obligación de restauración, puesto que la declaración señala que deben restaurarse simultáneamente aquellas áreas que ya no van a ser explotadas y se exige la inmediata restauración de los terrenos afectados por la actual explotación María Victoria II. Tampoco se está acometiendo la obligada revegetación inmediata de los terrenos explotados en taludes, terraplenes y superficies desnudas para evitar procesos erosivos y pérdida de suelo. Además, no se está cumpliendo con la prohibición de interceptar o modificar cauces, lo que requeriría autorización de la Confederación Hidrográfica y, finalmente, no se han señalizado ni vallado las balsas profundas.

“Son solo ejemplos de obligaciones de la empresa concesionaria que la administración debe controlar para que la declaración de impacto ambiental sea algo más que una declaración de intenciones que se cumple en función de la voluntad de la empresa”, ha expuesto Mitadiel. Junto a estos incumplimientos, además, “se suma la apropiación de caminos que son comunes para uso de la explotación, dificultando los desplazamientos de la población del entorno”, ha concluido el procurador de la formación naranja.

Por todo ello, Mitadiel ha preguntado a la Junta de Castilla y León sobre qué controles se han realizado sobre el cumplimiento de la declaración de impacto ambiental de la mencionada explotación de Carrocera y si el Gobierno autonómico garantiza que se ahora mismo se está cumpliendo con estas condiciones.

Impactos: 50