El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy dos partidas que suman siete millones de euros para reforzar su colaboración con Iberaval y poder así ampliar el número de operaciones avaladas a pymes, emprendedores y autónomos, además de mejorar las condiciones de la financiación concedida. Cerca del 43 % de este importe se dirigirá a cubrir la bonificación de créditos para medio millar de proyectos empresariales a través del programa ADE Financia en 2018. La previsión es que estos apoyos movilicen más de 70 millones en préstamos y faciliten la creación y / o consolidación de 7.650 empleos.

ADE Financia forma parte del catálogo de productos de la Lanzadera Financiera. Está impulsado por la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE), y se desarrolla en colaboración con Iberaval. Su diseño obedece al objetivo de apoyar la actividad de las pequeñas y medianas empresas, los emprendedores y los trabajadores por cuenta propia de la Comunidad en sus operaciones de inversión y necesidades de circulante, a través de préstamos avalados en condiciones ventajosas.

La Junta destinará el próximo año tres millones de euros a sufragar las 12 líneas habilitadas, que articulan créditos de entre 6.000 y 600.000 euros, con amplios periodos de amortización de hasta 180 meses y una bonificación que puede alcanzar el 2,75 %. El programa presta especial atención a microempresas, emprendedores y empresas de ámbito rural, por tratarse de colectivos que tradicionalmente tienen más dificultades de acceder a los recursos.

Conviene recordar que entre las distintas opciones de apoyo que ofrece ADE Financia se encuentran el producto diseñado para promover procesos de reindustrialización y de recuperación de la actividad y el empleo perdidos como consecuencia de procesos concursales de empresas y / o de sectores en crisis, capítulo en el que tienen cabida los proyectos impulsados para revitalizar las comarcas mineras; las líneas específicas para los sectores agroalimentario, turístico, comercial y para el emprendimiento social; los programas de microcréditos a emprendedores para la puesta en marcha de nuevos negocios; el de apoyo financiero al medio rural; otro para la inversión y expansión de empresas, y el enfocado a prestar capital circulante. Asimismo, existe un producto para autónomos y microempresas, que alcanza una bonificación máxima de 2,75 puntos; otro de respaldo a la I+D+i y, finalmente, el de anticipo de subvenciones.

Refuerzo de la solvencia de la sociedad de garantía

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado una aportación de cuatro millones del ICE a Iberaval, dado que este organismo adscrito a la Consejería de Economía y Hacienda participa del capital de la sociedad de garantía, en concreto, en un porcentaje del 14,1 % al cierre del pasado año. Con esta partida se pretende reforzar la solvencia de Iberaval, como agente integrante y colaborador de la Lanzadera Financiera, con el fin último de que pueda formalizar un mayor número de operaciones, en condiciones más competitivas, y satisfacer las necesidades de liquidez de pymes, emprendedores y autónomos.

La colaboración entre la Junta e Iberaval ha sido fluida y continua en el tiempo. En el caso de ADE Financia, uno de los programas más emblemáticos, se remonta al año 2000. En este periodo el producto de préstamos avalados ha generado una inversión cercana a los 1.500 millones de euros, vinculada a un importe de créditos formalizados en torno a 1.000 millones de euros. El número de operaciones llevadas a cabo se ha situado en torno a 10.000, lo que ha permitido crear y mantener 110.000 empleos, con una aportación del Gobierno autonómico de 78,4 millones de euros.

A ello hay que añadir el programa de fomento del emprendimiento creador de empleo, puesto en marcha en octubre de 2016 con un horizonte temporal hasta el 31 de diciembre de 2018. La previsión es que este producto movilice casi 118 millones de inversión e impulse 2.500 puestos de trabajo a lo largo de toda su vigencia. Hasta el momento, la Junta ha sufragado este producto con 5,5 millones de euros.

Impactos: 55