Con el nuevo acuerdo sobre empleo público alcanzado entre el Gobierno y las organizaciones sindicales, vinculado a la reducción de la temporalidad.

Así lo ha explicado en Palencia el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra que ha remarcado la preocupación del sindicato por la “tremenda” conflictividad de las prisiones, como la que se sufre en los centros penitenciarios de la Comunidad. CSIF está manteniendo reuniones con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, y Borra espera que la “mayor sensibilidad” del Gobierno aporte soluciones y acuerdos para parar las agresiones.

En Castilla y León, el reciente acuerdo de oferta de empleo público que las organizaciones sindicales han alcanzado con el Gobierno, permitirá generar más de 12.000 plazas vinculadas a la reducción de temporalidad, que se suman a la tasa de reposición habitual. Además, hay que añadir otro número de plazas pertenecientes a servicios sociales, que todavía no están contabilizadas. Plazas que no suponen un incremento de puestos, sino estabilizar y fijar un empleo, que ahora es temporal e interino, aclara Borra.

   En las administraciones transferidas de Castilla y León, el porcentaje de interinidad está en el 17,1%, según los datos oficiales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de 2016, recuerda CSIF. Las consejerías, departamentos y otros organismos autónomos cuentan con 1.155 interinos, un 5,8% de su personal (aunque hay servicios sociales concretos que alcanzan el 70% de interinidad); en sanidad 7.405 interinos, un 22%; o en educación no universitaria 7.127, un 23,2%.

   Así lo ha explicado el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, que este lunes ha asistido al consejo provincial de CSIF de Palencia, para informar de cómo se encuentra la negociación del Gobierno con los empleados públicos, a nivel general. En Palencia, serán más de 1.000 las plazas que se crearán a mayores de la tasa de reposición.

   En toda España, el acuerdo de oferta de empleo público supondrá crear más de 250.000 plazas “extras” en los principales sectores de sanidad, educación y justicia, a lo que hay que sumar las que se produzcan en los servicios sociales que atienden las autonomías. Siempre, sin tener en cuenta la tasa de reposición, que aumenta la oferta pública acordada hasta más de medio millón de plazas en España.

   Miguel Borra también ha trasladado, a los representantes palentinos de CSIF, “algunas preocupaciones” de la organización sindical independiente, como es la situación de los empleados públicos en Cataluña, o algunas actitudes que se están teniendo en ciertos ayuntamientos, con la ‘remunicipalización’ de servicios o el trato a sus policías locales.

AGRESIONES EN LAS PRISIONES

Una de esas preocupaciones es la elevada y grave conflictividad que se está viviendo en los centros penitenciarios españoles, que en la prisión de La Moraleja de Dueñas se está sufriendo de manera más intensa. Así se lo ha recordado a Miguel Borra el presidente provincial de CSIF Palencia, Benjamín Castro, que ha pedido “el apoyo y el amparo al máximo nivel nacional de CSIF”, para parar “las malditas agresiones” que están padeciendo los funcionarios de prisiones.

   El presidente nacional, Miguel Borra, en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana, acompañado del presidente autonómico de CSIF Castilla y León, Carlos Hernando, y el presidente palentino Benjamín Castro, ha afirmado que se están manteniendo reuniones con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para poner soluciones a este “serio problema de la tremenda conflictividad” que hay en las prisiones, y que está poniendo en riesgo la integridad física de sus empleados.

   Aunque no descarta “otro tipo de iniciativas y de acciones de presión”, Miguel Borra ha señalado que, “en primer lugar, queremos conseguir soluciones consensuadas lo más satisfactorias posible para todos”.

   Borra considera que, con la negociación del acuerdo para la oferta de empleo, “se ha producido un cambio de sensibilidad del Gobierno para con las demandas de los empleados públicos. Este es el primer gran acuerdo alcanzado desde 2009 con los empleados públicos. Este Gobierno, por fin, ha entendido que es importante trabajar junto con los agentes sociales para mejorar las administraciones públicas y los servicios, y confiamos en que se ponga solución a las agresiones en las prisiones, motivadas por la falta de recursos personales y de otro tipo”.

   El presidente nacional de CSIF ha expresado la “oposición frontal” del sindicato independiente a la subida salarial del 1% para los empleados públicos, “que desgraciadamente será lo que aplicará el Gobierno si se aprueban los presupuestos”.  Un rechazo que viene justificado “porque los empleados públicos llevamos perdiendo poder adquisitivo muchísimos años. En el 2009 hubo una subida del 0,3%, y desde entonces todo han sido quitas y congelaciones. Desde CSIF abogamos por recuperar las condiciones salariales que había al inicio de la crisis”.

Impactos: 34