Ante la decisión adoptada por el alcalde de León en relación con la renovación o peatonalización de la avenida Ordoño II de la ciudad de León, en respuesta a la negativa del grupo Ciudadanos a la inicial peatonalización propuesta por el equipo de gobierno del Partido Popular, desde UPL se insiste en que no se comprende la actitud del grupo Ciudadanos que lleva meses sin dar una respuesta y que ahora su respuesta es una negativa total, en definitiva a hacer nada, y se comprende menos la respuesta del alcalde de León, que su obligación es la de gobernar y que no se comprende que adopte la decisión de proceder a un simple arreglo sin que el resto de los grupos políticos conozcamos ni el proyecto inicial, ni las posibles contrapartidas o propuestas alternativas a ese proyecto inicial y sin que, por supuesto, nada hayan comunicado a los grupos políticos de la oposición salvo lo que se conoce a través de los medios de comunicación.

No podemos olvidar que esta obra, por su importancia, sería razonable que tuviera el máximo consenso político en la solución de la peatonalización o soluciones intermedias que los técnicos puedan plantear, y en todo caso tampoco podemos obviar que el alcalde de León puede adoptar una decisión, una vez consensuada con el resto de partidos políticos, sin necesidad de aprobación en el Pleno, al poderse acometer la obra conforme partida presupuestaria en los presupuestos municipales, y no precisar tal requisito procedimental.

Por todo ello desde UPL exigimos al alcalde de León, Antonio Silván, que ejerza como tal, que reúna al resto de partidos políticos de la oposición obviando la actitud cerril del grupo Ciudadanos, para llegar a una solución de consenso que dignifique y ponga en valor la más emblemática arteria viaria de la ciudad de León.

Impactos: 6