El procurador socialista por León enmienda una moción de la formación morada, que se doblega para apoyar el consumo de carbón autóctono en las térmicas de la comunidad, pero que la mayoría del PP acaba tumbando

“Lo que no se puede es ir a veranear al Bierzo, que está muy bien, y luego venir aquí y hacer propuestas contra el Bierzo”

El procurador del PSOE por León ha acusado este miércoles a Podemos en el pleno de las Cortes de Castilla y León de “querer mandar un misil para destrozar el corazón de las cuencas mineras”. Ha sido durante el debate de una moción presentada por la formación morada sobre política medioambiental en la que reclamaba mayores controles para las centrales térmicas de la comunidad pero sin hacer referencia alguna a la defensa del carbón autóctono.

El líder de los socialistas leoneses enmendó tres de los 10 puntos de la propuesta de Podemos para incluir un pronunciamiento expreso a favor del consumo de carbón nacional en las térmicas y la vinculación del mismo con las tecnologías de captura y almacenamiento de CO2, en alusión a la Ciuden. Blindar el mantenimiento de la actividad y del empleo en las centrales eléctricas y en las cementeras, sobre las que Podemos también puso el foco en su moción, son otros dos aspectos que el PSOE enmendó a la formación morada.

Tino Rodríguez recordó el voto conjunto de Podemos y del PP contra la minería del carbón que, por ejemplo, llevó a que ambos partidos se negaran a suscribir el acuerdo firmado por todo en sector en junio del pasado año en Madrid. También afeó a la formación morada su posicionamiento claro a favor del cierre de las centrales de carbón en sus sucesivos programas electorales. “Los procuradores de Podemos de León y del Bierzo tienen que decir aquí claramente si  quieren cerrar Anllares y si quieren cerrar Cubillos, porque lo que no se puede es ir a veranear al Bierzo, que está muy bien, y luego venir aquí y hacer propuestas contra el Bierzo”, indicó Rodríguez.

El secretario provincial del PSL-PSOE reclamó claridad a la bancada de Podemos respeto a su política medioambiental. “Sean valientes y  digan que quieren cerrar las centrales térmicas. El Partido Socialista estará en contra, pero igual el Partido Popular les apoya y ganan otra votación”, manifestó en su turno de intervención.

Finalmente, Podemos doblegó su postura y admitió las enmiendas socialistas para incluir en su iniciativa el consumo del carbón autóctono, así como blindar la actividad y el empleo en térmicas y cementeras, pero la suma de ambos partidos chocó contra la posición del PP, que acabó tumbando la propuesta en cada uno de los 10 puntos votados por separado.

Al término del debate, el parlamentario autonómico por León y portavoz socialista en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente lamentó que el logro de conseguir la rectificación de Podemos haya chocado con la imposibilidad de que el PP cambien de posición y se mantenga “de forma permanente e invariable en contra de cualquier medida que suponga un apoyo al carbón nacional y a las cuencas mineras”.

Impactos: 5