El Consejo de Gobierno ha declarado de emergencia la contratación de varios servicios de cuadrillas helitransportadas de lucha integral contra los incendios forestales en distintas bases aéreas de Castilla y León por un importe global de 387.614 euros. La emergencia viene justificada para reforzar y complementar los medios ya existentes y previstos en el operativo, y de esta manera dotarlo de mayor eficacia en la lucha contra incendios, ya que los pasados meses de diciembre y enero tuvieron un riesgo de incendios mayor al habitual.

Los servicios autorizados consisten en la contratación de una cuadrilla helitransportada (ELIF B) en cada una de las bases, compuesta cada una por cinco miembros, cuatro peones y un capataz, cuya misión prioritaria será la asistencia a incendios conjuntamente con los helicóptero desplegados, y el resto del tiempo realizan fundamentalmente trabajos preventivos de incendios durante esta época de peligro bajo de incendios.

Estas cuadrillas irán destinadas a las bases de Cueto y Rabanal, en León; El Maíllo, en Salamanca; Rosinos y Villardeciervos, en Zamora; Piedralaves y Barco, en Ávila; Medina de Pomar, en Burgos y a la base del Vivero, en Valladolid. Reforzando así las zonas con mayor siniestralidad en este período y trabajarán durante el invierno-primavera de 2017, y al finalizar ya entrarán en funcionamiento todas las cuadrillas helitransportadas, ELIF, con sus períodos de trabajo anual habituales. El importe global de los servicios complementarios contratados es de 387.614 euros.

La declaración de emergencia ha estado justificada por el adelanto del período de cierto riesgo de incendios -ya que diciembre y enero son estadísticamente los meses con menor riesgo y siniestralidad-, y la finalización en diciembre de los servicios contratados de ELIF para todas las bases. Con esta contratación se mejora mucho la eficacia y rapidez del operativo, por su rapidez de intervención, destacando que, por primera vez, se ha dotado en invierno-primavera de ELIF-B al helicóptero de todo el año ubicado en el Vivero, en Valladolid, que actúa como comodín en todas la Comunidad, lo que aumenta su eficacia, como ya se ha constatado en estos días en sus intervenciones, afianzando el papel de operativo autonómico.

Este refuerzo de medios necesario por la situación climática actual y futura a corto plazo indica que los equipos helitransportados son imprescindibles para la rápida extinción de incendios forestales, dado su alta efectividad en combinación con sus helicópteros y con el resto de medios terrestres desplegados actualmente que se considera adecuado al riesgo.

La prevención y lucha contra incendios forestales es una prioridad para la Junta de Castilla y León, que mantiene un modelo que garantiza la disponibilidad de operativo permanente asociado a la situación real de riesgo, muy cambiante a lo largo del año y de su geografía y de unos años a otros, para lo que todas las semana diseña y actualiza su operarito en función de la situación meteorológica realmente prevista para esa semana.

Impactos: 25