Desde IzAb defendemos la antigua FEVE y el transporte convencional como transportes de referencia para vertebrar la capital con toda su área metropolitana y el resto de la provincial y limítrofes. Apostamos por un modelo ferroviario público que permita el transporte de mercancías y generar riqueza, así como empleo en toda la provincia.

Sin embargo, la acción conjunta del PSOE en un principio y el PP desde 2011 despejam un panorama de privatización, recortes y abandono que solo puede estar ligado a un desmantelamiento programado. El caso de la antigua FEVE es paradigmático, unas obras anecdóticas para mantener el espejismo de una falsa integración que esconde el cierre a medio plazo, aunque los trabajadores y usuarios que sufren la falta de personal, mantenimiento, inversiones y el fomento del uso del autobús saben que podría desmantelarse mañana mismo. La pérdida de la centralidad de la Estación ha sido la forma de rematar un servicio que ya era cuestionado desde el momento que se renunció a una integración real de la línea.

Al PP solo le interesan los trenes turísticos y nada los pueblos que conservar su conexión con León gracias a la FEVE. Todos los días se suspenden entre dos y tres circulaciones a favor del uso de autobuses o no hay revisores que demuestren el uso real de la línea. El sobrecoste correspondiente incrementa el déficit que puede justificar el cierre de la vía estrecha en León y esto debe quedar claro. La empresa aduce que les falta personal y material para dar el servicio, al mismo tiempo que no hace absolutamente nada para solucionar el problema, or mucho que acumule anuncios en contrario. Mientras tanto se está dejando tirados a viajeros y viajeras en las Estaciones todos los días: se está expulsando del servicio a sus usuarios. A RENFE y ADIF solo les interesa conservar los trenes turísticos y para potenciarlos no necesitan que la línea llegue a León ni mantener el personal que ahora trabaja para la vía estrecha en la provincia. Estamos ante el desmantelamiento de un servicio público para convertirlo en una atracción turística a precio de oro.

Lo que se ha descrito más arriba son hechos, las palabras hace mucho tiempo que se las lleva el viento si hablamos de FEVE. El PP ha decidido desmantelar la línea, sin olvidar que fue el PSOE quien puso la primera piedra para generar este auténtico desastre, el día que decidió sacrificar el soterramiento de la vía en la ciudad de León a favor de construir un tranvía que jamás se ejecutó y en cuyo beneficio podemos afirmar que la integración de la vía estrecha es una obra fallida se termine o no se termine para los barrios del norte de la ciudad.

Recordamos que los pasos iniciales para integrar FEVE en la ciudad partieron de un consenso social que han dinamitado desde el PP y el PSOE cuando les ha convenido: dos de los puntos fundamentales eran conservar el empleo y la centralidad de la estación.  Ninguna se está cumpliendo.

Impactos: 43