El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Santa Marina del Rey, Francisco Javier Álvarez, han visitado esta mañana las obras de restauración de la iglesia de la localidad leonesa, que han afectado sobre todo a la adecuación estructural de la escalera de la torre. Las obras han estado financiadas por la Junta y el Ayuntamiento, con un coste total de 60.000 euros.

La finalidad de la rehabilitación ha sido facilitar la visita de la torre de la iglesia y  que todos los visitantes y turistas puedan disfrutar de las maravillosas vistas de la ribera del Órbigo, convirtiéndose en un estupendo mirador.

La idea de esta intervención parte del mantenimiento integral de las vigas, de los niveles donde se sitúan los espacios de uso, donde se alojan las campanas, sustituyendo  la escalera antigua por una nueva y cómoda, con peldaños de dimensiones aptos para el uso,  junto con la intervención en los paramentos, reparando fábricas mediante retacado y sellando fisuras con morteros de cal muy flexibles, así como la ejecución de una nueva instalación eléctrica para iluminar la parte interior de la torre.

La rehabilitación ha respetado el volumen capaz del edificio realizando una consolidación constructiva y una recuperación funcional en las escaleras de la torre de la Iglesia. El acceso a los cuerpos superiores resultaba dificultoso por lo estrecho y escasamente operativo. La escalera contaba con peldaños de más de 25 cm en todo el desarrollo de los diferentes tramos, desplegándose por todo el cuerpo de la torre en diferentes tramos de distintas longitudes, culebreando entre vigas de atado de muros que sirven como soporte de apoyo de las zancas.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde, Francisco Javier Álvarez, han manifestado su satisfacción por el resultado final de las obras, que en su opinión contribuirán a potenciar el turismo y la hostelería del municipio. Las obras han sido financiadas por la Junta de Castilla y León con 46.430 euros y por el Ayuntamiento de Santa Marina del Rey, que ha aportado la diferencia hasta completar el coste total de 60.000 euros.

Impactos: 33