Al final no fue tanta la diferencia entre equipos como algunos se empeñaron en decir. El Real Madrid ganó por 0-2 sin hacer un buen partido. El encuentro estuvo en todo momento abierto y con opciones para las Águilas

El Madrid tenía la posesión, pero solamente con Lucas Vázquez encontraba el colmillo para incomodar algo la defensa mexicana. El América, replegado atrás, salía a la contra y Oribe Peralta tuvo la más clara en los primeros minutos, pero su remate salió desviado. Al 25, Cristiano remataba un centro del omnipresente Lucas Vázquez al palo. Poquita cosa en el encuentro. Ritmo lento y poca profundidad. Solamente a base de faltas se acercaba el Madrid al área de Moisés Muñoz. En una de ellas, Benzema anotó, pero estaba en claro fuera de juego. Da Silva volvió a avisar a Keylor en una contra. Kroos, Modric y Casemiro no se hicieron con el control del juego en cuanto a velocidad y eso lo pagaban. Los americanistas salían rápido y sin dudarlo a la portería del costarricense. Sin embargo, la igualdad se rompió en un momento clave. Ya en el descuento de la primera parte, Karim Benzema ponía el 0-1 tras una genialidad de Toni Kroos  y tiraba abajo el buen trabajo de los mexicanos.

 Se partió el juego en la segunda mitad. La necesidad del América de irse arriba dejaba espacios al Madrid que no los aprovechaba. La más clara fue un cabezazo de Cristiano que no logró encontrar portería. Los mexicanos robaban y salían con peligro pero les faltaba el último pase y la claridad para ejecutarlo bien. El encuentro carecía de centro del campo y eso lo dejaba muy abierto. Cristiano lo sentenció de nuevo pasado el noventa. El Madrid de Zidane suma su trigésimosexto partido sin perder.

Real Madrid y Kashima Antlers se enfrentarán el domingo en la final del Mundial de Clubes. Los japoneses dieron ayer la sopresa del torneo al eliminar al campeón de la Copa Libertadores, al Atlético Nacional. 

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Fotografías: Twitter:  

Impactos: 115