OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La reubicación de servicios administrativos no aporta nada al sector ferroviario de León. El Grupo Municipal Socialista pide al alcalde que se implique realmente con Torneros y el Centro de Regulación y Control (CRC).

El Grupo Municipal Socialista muestra estupor ante las declaraciones del Alcalde, Antonio Silván, manifestando que como consecuencia de la centralización de las oficinas administrativas de Renfe en las instalaciones del antiguo economato de la calle Astorga, León se convertirá en el polo del noroeste de los servicios de Renfe. Esta  reubicación de servicios administrativos, no aporta nada al sector ferroviario de León, y recordamos a nuestro Alcalde que la verdadera apuesta para que León se convierta en la referencia ferroviaria del noroeste peninsular pasa en especial por dos proyectos clave, uno el Polígono Logístico de Torneros y el otro por dotar de su contenido previsto al edifico del CRC.

Es conocida la falta de compromiso del hoy Alcalde y anteriormente consejero de Fomento y las trabas que pone para la materialización del Polígono de Torneros, y ahora tras las declaraciones en León del presidente de Adif, Gonzalo Ferre, nos ha quedado claro el descarte del CRC como centro de control del tráfico ferroviario del norte y noroeste peninsular, descarte que basó con sorna diciendo que “los tiempos avanzan que es una barbaridad” no dudamos que si el gestor ferroviario se propusiera gestionar el tráfico ferroviario peninsular desde Sudamérica seguramente se podría hacer, pero de lo que en ningún caso podrá convencernos, es de que se pueda hacer sin asumir la inversión en los equipos e instalaciones necesarias, ni de que se puede hacer sin el personal preciso para su control.

Por ello creemos que más allá de razones técnicas, sigue existiendo un importante componente político en la decisión de instalar el CRC en León o bien Madrid, y seguimos denunciando la pasividad y aquiescencia con la que nuestro Alcalde acoge anuncios como éste. Así desde el Grupo Municipal Socialista seguiremos reivindicando el CRC como centro de referencia del control de la alta velocidad ferroviaria del norte y noroeste peninsular, ya que en principio hay que recordar que todavía existen líneas de alta velocidad ferroviaria en obras, cuyo control cuando se finalicen estaba previsto desde el CRC, y cuyas instalaciones de control todavía podrían instalarse en León, como son las líneas León – Asturias,  Palencia – Santander, Madrid – Galicia,  Eje Atlántico y Venta de Baños – Burgos– Vitoria – Bilbao – San Sebastián.

Esta decisión política de abandonar definitivamente la instalación en León del CRC supone, además de la pérdida de cien puestos directos de trabajo altamente cualificados, renunciar a la implantación de uno de los sistemas de control ferroviario más avanzados del mundo, el denominado sistema “Da vinci”, significa entre otras cosas, renunciar a las sinergias que su implantación podrían reportar a León, en primer lugar respecto al desarrollo del propio sistema, del que está encargada la empresa Indra y que desde el recorte de competencias del INTECO ha ido perdiendo personal en nuestra ciudad, y en segundo lugar como  posibilidad de potenciar las labores de formación y reciclado del personal que deba hacerse cargo de labores de control ferroviario con la implantación del sistema Da Vinci en otros lugares del mundo.

Por ello desde el Grupo Municipal Socialista, pedimos a nuestro Alcalde que deje de tomar el pelo a los leoneses, y que si quiere que León se convierta en referente ferroviario del noroeste peninsular, reivindique las inversiones en Torneros y en el CRC, y deje de hacer propaganda de que la reubicación de servicios ferroviarios ya existentes en León, pueda suponer alguna mejora del sector en nuestra ciudad, más allá del ahorro que la racionalización de oficinas pueda suponer para Renfe y Adif.

Impactos: 24