Lois y la Virgen del Roblo han vuelto a llamarme

Eran casi las 11 y esperaba impaciente la llegada de mis amigos para emprender un nuevo viaje hacia el paraíso, uno de mis paraísos. Porque...

Velas rojas

El agujero en la proa era demasiado grande. El agua entraba y no daba tiempo a sacarla. Achicaba a tope pero las fuerzas del...

Jinete de la mañana

Madrugó el jinete negro para ver la luna reflejada en la arena. Acarició a su caballo, viejo como él mismo, alazán de siglos de...

El faro

Siempre soñé con esas olas que me llevaban hasta allí. Siempre quise estar en esas rocas que bajan hasta el agua, hasta mi...

Quiero hacer contigo, lo que la primavera hace con los cerezos...

Dicen que no existe un espectáculo más hermoso que los cerezos en flor en la primavera japonesa. Aseguran también,...

El enésimo día después

Y volvemos a empezar. Han ganado unos y han perdido otros. Esta vez sí. En contra de lo que siempre había pasado en...

Si yo fuera ciego, sordo, mudo…

Si yo fuera ciego, vería mucho más de lo que ahora veo. Si fuera sordo, quizá podría escuchar las voces que ahora no...

Refugio LXXX – Miguel Trébol, el cine en vena

Khaled, ha sido un gran  divulgador del teatro de sombras chinescas que le enseñó su padre, en el país del que salieron él y...

La última vez

La última vez que me pegó, tardé mucho más tiempo del habitual en recobrar el sentido. Lo usual en mí, al concluir una de...

De los rumores del Curueño a la magia de ...

Mirar el río hecho de tiempo y agua y recordar que el tiempo es otro río, saber que nos...

Kioto/ Geishas en la Casa de Té./ Viaje a Japón-2

Yendo hacia Kioto cubrían medio cielo           nubes de nieve. Kyoto made...

Subida al Monte Teleno

Levemente transcurre la memoria… - frente al azul granito - lejano y puro del Teleno. (De Tres poemas inéditos de Leopoldo Panero) (Publicado por  Javier Huerta Calvo/) Desde...

Un trébol de cuatro hojas en el Monasterio de San Esteban...

No se ve el Teleno desde San Esteban de Nogales, pero si campos de cultivo trabajados con esmero. Un pueblo pequeño, pero que...

Compañero de viaje

Fui dejando atrás el camino, como quien deja atrás su propia vida. El barro se había ido pegando a mis zapatos intentando acompañarme más...

Amanecer

A veces, las palabras se juntan para decir algo más que hola y adiós. A veces, cuando el sol declina su luz, surgen las...

Tokio: (Entre el Kimono y el Aibo -robot mascota-) -1

Koi koi to iedo hotaru ga tonde yuku «Ven, ven», le dije, pero la luciérnaga

Final del viaje.- Hiroshima. Lluvia negra. (Japón-3)

El bote se aleja/ y forma un camino blanco/ mi dolor y su huella. ボートは去り、私の痛みとその痕跡の白い道を形成します                                                                Akiko Yanakiwara A medida que...

Gran éxito en la presentación del libro “Arreboles” de Ángel Lorenzana

Ayer se presentó al público el primer libro en solitario de nuestro columnista Ángel Lorenzana. El acto tuvo lugar en la sala La Corsetería,...

El Circo del Sol: Kooza (Un tesoro escondido en una caja...

El niño se sonreía mano inhábil, ojo atento y la cometa en el viento (su corazón) se cernía.

José Luís Benavides Cuellar – Haciendo pueblo

Mientras preparaba el desayuno esta mañana me daba cuenta de lo afortunada que era, tenía los alimentos que a mí me apetecían al...