Las Pastorinas, reconocido como centro referente en la implementación de los derechos de los niños, recuperan una de las actividades más valoradas y añoradas después de estos años de restricciones por la pandemia producida por el Covid.

 

Se trata de los talleres con padres de Educación Infantil, en los cuales se presentan y explican de forma sencilla a los niños los derechos fundamentales recogidos en el Decálogo.

 

En Educación Secundaria también se ha trabajado sobre la salud mental, la educación y la desigualdad en los menores, con el objetivo de trabajar todos juntos en su difusión y en crear hombres y mujeres libres, justos y solidarios para el futuro.

 

Desde las Naciones Unidas se insta a celebrar este Día Mundial de la Infancia en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y a la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia.

Durante esta semana se han realizado diferentes actividades para motivar y fomentar el conocimiento de la importancia de esos derechos independientemente del lugar de nacimiento, raza, creencias, sexo… a través de cuentos, canciones y diferentes creaciones donde los alumnos han podido además expresarse y desarrollar su creatividad.

 

Además, el lema que se ha propuesto desde el Plan de acción de la cumbre mundial a favor de la infancia de este año, y que se ha leído este viernes en todas las clases dice: “No hay causa que merezca más alta prioridad que la protección y el desarrollo del niño, de quien dependen la supervivencia, la estabilidad y el progreso de todas las naciones, y, de hecho, de la civilización humana”.

 

De este modo, el Colegio Divina Pastora pone en relieve una vez más el valor de la sensibilización sobre los derechos de todos los niños del mundo.

Impactos: 75