Si existen datos sensibles de especial protección y que la Agencia Española de Protección de Datos persigue y sanciona duramente es cualquier filtración indebida de los datos médicos de pacientes en hospitales y clínicas. Pues bien en la ciudad de León en el ambulatorio de la Condesa un día sí y otro también, un vehículo de empresa, supuestamente privada, deja una especie de carros simplemente tapados con una lona que ni tan siquiera está cerrada y que permite en la calle vislumbrar numerosos expedientes médicos que están al alcance de cualquiera que circule por la vía y que posteriormente en, trasiego casi diario, son introducidos en el ambulatorio y sacados otros, que mientras tanto esperan en la calle, con el grave riesgo no solo de pérdida de expedientes, sino de que cualquier desaprensivo coja cualquier tipo de expediente con la quiebra de la seguridad y la protección de datos.

Resulta absolutamente lamentable e inadmisible que el ambulatorio de la Condesa del Sacyl, entidad pública autonómica no cumpla rigurosamente con las medidas de protección que establece la legislación en materia de protección de datos y permita que expedientes sensibles de los ciudadanos campen sin vigilancia alguna en medio de la calle. Por lo que desde UPL exigimos que cesen este tipo de actividades adoptándose las medidas oportunas no solo para la preservación de los datos de los ciudadanos, que debe de ser el principal interés, sino para evitar multas millonarias de la Agencia de Protección de Datos.

 

Eduardo López Sendino

Vicesecretario de UPL

Impactos: 49