Desde Podemos León vemos cómo el Procurador del Común de Castilla y León insta al alcalde a  cumplir con los niveles mínimos de intensidad lumínica en todos los espacios públicos de la ciudad.  Debemos recordar que el servicio se externalizó a una UTE por un periodo de 10 años, con el acuerdo  del Partido Popular y del PSOE, ya encabezado por Díez. Esta privatización ha provocado que las  calles no se encuentren lo suficientemente iluminadas para perjuicio del común de la ciudad. 

Nael Blanco, candidato a la alcaldía de Podemos León, declara que “obviamente, nadie da duros a  peseta. Tenemos un servicio privatizado que no ofrece las garantías mínimas a la ciudadanía y supone  un claro sobrecoste para la ciudad. Además, añade que “el mantenernos a oscuras implica un mayor  beneficio para la concesionaria.” 

Desde la formación morada se apuesta por la recuperación de los servicios públicos y un estricto  control de los contratos realizados desde el consistorio leonés. “En su momento votamos en contra  de esta privatización. A día de hoy el ayuntamiento debe de velar por que se cumpla el servicio que  pagamos toda la ciudadanía leonesa y no nos den unas prestaciones insatisfactorias, que dejan  nuestras calles con más sombras que luces” finaliza Nael Blanco.

Impactos: 56