Otras tres personas han sido apresadas por tener órdenes de detención y por desórdenes y amenazas a los agentes en un bar de Trobajo

 

 La Policía Local de San Andrés del Rabanedo ha detenido este fin de semana a una persona e identificada a otra tras una persecución por las calles del municipio hasta que embistieron con el vehículo que conducían al de los agentes. 

Los hechos sucedieron este sábado, cuando una patrulla de la Policía Local da el alto en la calle La Sal a un vehículo del que se tenía conocimiento de que carecía del seguro obligatorio. Pero el coche, conducido por la persona después detenida y otro ocupante, aceleró bruscamente, por lo que fue perseguido por los agentes por varias vías del barrio. 

Al llegar a la confluencia de la calle La Molinera con Goya, el vehículo frena e inicia la marcha atrás con la intención de embestir de esta manera al policial, golpeándole en la parrilla delantera y causándole daños de cierta consideración. Tras esta acción, este coche intenta de nuevo emprender la huida, pero se queda parado al calarse, y los dos ocupantes salen corriendo, perseguidos cada uno de ellos por los agentes. 

El detenido es interceptado en el parque de la calle Goya con Gonzalo de Berceo, ya que esta persona resbaló con el césped y cayó al suelo, momento que el funcionario policial aprovechó para inmovilizarlo y practicar su detención por un presunto delito de atentado a los agentes de la autoridad. Posteriormente, se le informa de que se le va a practicar una prueba de alcoholemia, ya que esta persona desprendía un fuerte olor a alcohol, negándose a este test y al de drogas, por lo que se le acusa también de la comisión de un delito de desobediencia grave.

El otro agente interceptó al otro ocupante del vehículo a los pocos metros, procediendo únicamente a su identificación. 

Altercados en un bar de Trobajo del Camino

Durante la tarde del sábado la Policía Local de San Andrés se vio obligada también a actuar en un bar de Trobajo del Camino al ser llamada por un caso de desórdenes públicos protagonizados presuntamente por una pareja. A la llegada de la patrulla, se encontraban fuera del establecimiento dos personas discutiendo fuertemente y empujándose, a la vez que eran observados por varios clientes apostados en la puerta de acceso, que les indican que habían estado discutiendo y consumiendo en el interior del establecimiento. Según declararon los testigos, se encontraban bastante ebrios y molestando a la camarera y a la clientela, hecho por lo que decidió que no les servía más consumiciones y les invitó a irse del local y presentar una denuncia. 

Los agentes intervinieron y les preguntaron cuál es el motivo de la discusión y de la forma de actuar denunciada. El varón, directamente y sin mediar palabra, comienza a increpar a la Policía Local, mostrando en todo momento una actitud agresiva, chulesca y violenta hacia ellos, por lo que se le solicita su documentación. El hombre se niega repetidamente a identificarse y no colaborando, al tiempo que aumentaba considerablemente su agresividad e insultando gravemente y amenazando de muerte a los agentes, a la vez que intenta en varias ocasionas abalanzarse contra los actuantes con ademán de dar cabezazos y puñetazos. 

Por todo ello, los policías locales proceden a detener a esta persona por un presunto delito de atentado contra los agentes de la autoridad, ofreciendo una fuerte resistencia activa a su detención, resultando herido de carácter leve uno de los policías.

Por otra parte, durante el fin de semana se realizaron varios controles de alcoholemia y drogas en diferentes puntos del municipio, de los que se tramitaron dos atestados por delitos contra la seguridad Vial.

Apresados por tener orden de detención

Durante la semana anterior, la Policía Local ha logrado tanto identificar como apresar a dos personas que tenían orden de alejamiento por diferentes motivos. Uno de ellos es

Impactos: 68