En un partido malo, difícil de ver. La Selección Española de Fútbol ha perdido por 1-2 frente a la Selección Suiza.

Ha sido una derrota inesperada que ahora obliga al equipo español a ganar en Braga ante Portugal, el próximo martes, para clasificarse para la final de la Final Four de la UEFA Nations League.

El entrenador español Luis Enrique Martínez, presentó una alineación inicial en la que predominaban jugadores que no son titulares en sus equipos, hasta seis de los alineados son poco habituales en las alineaciones semanales (Azpilicueta, Jordi Alba, Marco Asensio, Eric García, Ferrán Torres y Sarabía).

No cabe duda que, Luis Enrique es un entrenador original, pero… ¿es bueno ser tan original? Los resultados demuestran que no.

Hay grandes jugadores en la liga española u otras ligas que juegan habitualmente en sus equipos y son ignorados por el entrenador de España. Parece que no existen para Luis Enrique. Él quiere inventar su fútbol y tratar a todos los demás de una forma u otra de ignorantes.

¿Qué pensarán otros entrenadores que tienen jugadores más habituales y el seleccionador de España convoca a suplentes? Bueno, cada uno con sus figuraciones.

Además, no se puede decir nada, porque después las declaraciones y las relaciones públicas del entrenador español, que no son precisamente su fuerte, te convierten en un ignorante.

¿Hasta cuando hay que aguantar a este “sabio” riñéndonos? Aunque la selección española ganara la afición no debería soportar esta situación.

 

Impactos: 63