El coste de partida es de 290.000 euros para un vehículo que ha tenido que ser licitado de nuevo con un precio un 20 % superior ante el contexto internacional tras quedar desierto en el mes de mayo 

 

 El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha sacado a licitación la adquisición de un camión recolector de residuos sólidos urbanos compactador de carga lateral por un precio de 290.000 euros. El plazo de presentación de ofertas finaliza el 13 de octubre y se espera que se pueda culminar satisfactoriamente después de que en mayo quedara desierto el concurso, de ahí que se decidiera incrementar en 45.000 euros el gasto en este vehículo, ante el contexto internacional general de incremento de costes y falta de materias primas. 

Se espera así dotar de un vehículo muy necesitado en el servicio de limpieza, que aunque cuenta con otros tres camiones, son de una elevada antigüedad. A ello se une que los trámites administrativos se han demorado durante un largo tiempo por la complejidad técnica que requiere. 

La adquisición del camión de recogida de basuras no es la única que se va a ejecutar en este mandato, puesto que recientemente se ha adjudicado el contrato para la compra de un vehículo de recogida de enseres, destinado al Punto Limpio del municipio, que ha supuesto un coste de 42-590 euros y que debe ser entregado antes de fin de año. 

Hay que recordar al respecto que el servicio de recogida de enseres a domicilio se puede solicitar llamando al Punto Limpio al teléfono 987 80 40 60 para que se puedan cargar en el lugar a convenir los jueves, que es el día en los que funciona este servicio municipal.

En todo caso, el Punto Limpio municipal permanece abierto en horario ininterrumpido de 8:30 a 20 horas de lunes a viernes, y de 9 a 14 horas los sábados, para así facilitar a la ciudadanía la posibilidad de depositar allí los residuos que por sus características no se pueden arrojar a los contenedores habituales. Una vez que estos enseres son clasificados, se entregan a empresas gestoras de residuos para que sean procesados mediante tratamientos medioambientales teniendo como objetivo final la reutilización de los materiales, reciclaje o bien almacenaje de forma controlada. 

Entre los materiales que se pueden depositar en el Punto Limpio se encuentran el aceite usado de automóvil, aerosoles, electrodomésticos, aparatos electrónicos, equipos informáticos, fluorescentes, madera, radiografías, metales y chatarras, muebles viejos, latas de pintura, plásticos, botes vacíos de disolventes, ropa usada, pilas, baterías de automóviles o tóner. Lo que no está permitido son los neumáticos, pinturas y disolventes, medicamentos, residuos infecciosos o radioactivos y basuras domésticas.

Mientras, se está trabajando en la redacción de los pliegos para la adquisición de una barredora para emplear en la limpieza de las calles de todo el municipio. 

Por otra parte, durante este mandato se ha continuado mejorando el servicio de recogidas de basuras y limpieza con más actuaciones, como la adquisición de 247 contenedores, cuyo coste ha superado los 260.000 euros y que ha servido para ir retirando los que tenían más deficiencias. 

“Todas estas medidas están encaminadas a mejorar el servicio de recogida de basuras y limpieza viaria. Somos conscientes de que necesita una renovación de la maquinaria, al tiempo que se sigue trabajando para poder dotar de más personal a la plantilla actual, pese a las dificultades para contratar más trabajadores”, ha explicado el concejal de Servicios Generales, Manuel Ángel García Aller, que ha recordado que en la actualidad “el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo no puede contratar más personal por el plan de ajuste al que está sometido el Consistorio, del que se está más cerca de salir tras rebajar un 25 % la deuda durante este mandato”. 

El edil responsable de este departamento también ha señalado que este año no se ha podido reforzar el servicio con los planes de empleo de la Junta de Castilla y León “porque la administración autonómica se ha negado a convocarlos, echando la culpa a la

Impactos: 18