Los leonesistas logran en Cortes que se aprueben 9 de los 17 puntos que planteaban como moción para mejorar el operativo, las condiciones laborales de los bomberos forestales o que se dé prioridad a las especies autóctonas en las reforestaciones.

 

Este martes, el pleno de las Cortes autonómicas ha debatido una moción presentada por UnUPL logra un avance en Cortes para mejorar el operativo anti-
incendios y las condiciones de los bomberos forestalesión del Pueblo Leonés (UPL)
, cuyo objetivo era mejorar el operativo anti-incendios de la comunidad, y que se ha visto aprobada parcialmente tras su debate en el parlamento autonómico, aprobándose 9 de los 17 puntos que planteaba la moción.

 

En este aspecto, los leonesistas recordaban en la moción que “la Región Leonesa ha acumulado cerca del 30% del total de hectáreas quemadas este año en España, pese a que su territorio supone menos del 8% del total nacional”, siendo el peor año del que se tienen registros, con incendios en Zamora, Salamanca y León como los de Losacio (31.500 hectáreas), Sierra de la Culebra (25.000 hectáreas), Monsagro (9.000) o el Teleno (4.000), siendo el de Losacio el más grave de la historia de España.

 

Por otro lado, desde UPL han apuntado en su moción que el operativo anti-incendios está “marcado por las condiciones laborales precarias de la mayor parte de los trabajadores forestales, escasez de medios necesarios, así como las deficiencias en la falta de adaptación del sistema de prevención a la estructura del combustible existente en los montes”. Unos hechos que para los leonesistas han supuesto “el caldo de cultivo perfecto para que los incendios se hayan cebado con una gravedad extrema en las tierras leonesas y en las castellanas este verano”.

 

De este modo, UPL ha solicitado que se siga la estela de otras comunidades autónomas de cara a mantener un operativo frente a los incendios forestales todo el año, que redunde especialmente en labores de prevención en los montes fuera de la temporada alta de peligro de incendios forestales, si bien el punto de la moción que exigía extender el operativo a los doce meses del año y reconocer la figura del bombero forestal como categoría profesional ha sido rechazado por las Cortes.

 

Ante la falta de operativo fuera de la temporada alta, los leonesistas han recordado los graves incendios de Hermisende y Lubián que tuvieron lugar en enero y febrero, que arrasaron 1.421 y 503 hectáreas respectivamente, y en los cuales, según han indicado “fue vital la ayuda prestada desde Galicia”.

 

Por ello, UPL ha señalado que recibir ayuda desde otros territorios “debe ser una excepción muy puntual, debiendo poner la Junta los medios para hacer frente a los incendios por sí misma con un operativo potente. En este aspecto, han señalado que “no debemos tomar como normal que sean medios de Galicia, Extremadura, Asturias, Madrid, Castilla-La Mancha o Aragón, o la UME los que acaben ayudándonos a sofocar los incendios por no contar la comunidad autónoma con un operativo con el potencial necesario para defender su masa forestal”.

 

Por otro lado, los leonesistas han apuntado que la Junta “debe de hacer autocrítica, pues este es el primer paso para poder afrontar los problemas y encontrar las soluciones adecuadas”. En este aspecto, han recordado que días después del incendio de Losacio, el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, señalaba en prensa que “en la extinción de los incendios de Zamora se hicieron las cosas perfectamente”.

 

Unas palabras que para UPL no se ajustan a la realidad de lo vivido, considerando que “se debe corregir todo aquello que no ha funcionado bien, pues se lo debemos a la memoria de aquellos que se han dejado la vida este verano en los incendios, caso del trabajador forestal Daniel Gullón, y los vecinos de Escober y Sesnández, Victoriano Antón y Eugenio Ratón”, y valorando como una necesidad mejorar el operativo y la prevención como una inversión necesaria para intentar que los incendios no cobren tanta gravedad y no se cobren más vidas.

 

De este modo, tras el debate y votación en el pleno de  de la moción presentada por Unión del Pueblo Leonés, las Cortes autonómicas han aprobado los siguientes puntos por unanimidad:

 

  1. Iniciar de inmediato los estudios y trámites para la redacción de un nuevo plan general de gestión y prevención frente a incendios forestales que actualice el INFOCAL y tenga en cuenta la evolución del clima, proporcionando a León y Castilla un operativo anti-incendios sólido y bien dotado, profesionalizado y estable.
  2. Dar prioridad de forma inmediata, de cara a acometer reforestaciones, a las especies autóctonas de cada zona o en todo caso a nuevas especies adaptadas a la evolución climática y a las nuevas temporadas, especialmente en el caso de aquellas zonas que hayan sido afectadas por incendios forestales.
  3. Acometer de forma inmediata un análisis de todos los equipos de radiocomunicaciones con los que trabajan los bomberos forestales, de cara a detectar los equipos defectuosos y ejecutar su sustitución inmediata.
  4. Impulsar la creación de nuevos parques de bomberos que vertebren de forma más adecuada las regiones de León y Castilla para acometer la lucha contra incendios, modernizando asimismo las instalaciones y medios de los actualmente existentes.
  5. Mejorar la logística y la calidad del avituallamiento de los trabajadores del operativo anti-incendios, prestando especial atención a dotarles de comida y agua en la cantidad y calidad suficiente y adecuada para asegurar sus buenas condiciones físicas, permitiendo la refrigeración de estos trabajadores, minimizando su riesgo de sufrir golpes de calor.
  6. Realizar una planificación adecuada del operativo anti-incendios, que permita a los trabajadores forestales tener los descansos necesarios y disminuir la carga de trabajo individual.

13. Impartir una formación adecuada a los trabajadores que se vayan a incorporar al operativo de extinción de incendios (así como a los que trabajen de forma permanento

en él), con especial atención a la formación relativa al manejo de medios de transporte y maquinaria que deban emplear en su trabajo.

  1. Abrir un foro de debate sobre la posibilidad de cambiar el sistema de reforestación extensiva desarrollado hasta ahora, buscando facilitar espacios libres para que actúen a modo de cortafuegos.
  2. Incrementar los tratamientos silvícolas controlando que su ejecución sea lo más correcta posible, atendiendo especialmente a la retirada de la materia limpiada, debiendo iniciarse estos tratamientos de forma inmediata una vez se dé por finalizada la temporada de alto riesgo de incendios.

 

Por último, el pleno de las Cortes autonómicas ha rechazado los siguientes puntos de la moción planteada por UPL, debido al voto en contra de PP y VOX a dichos puntos:

 

  1. Ampliar el operativo anti-incendios a los 12 meses del año, con la obligatoriedad de que esta ampliación no haga distinciones entre los trabajadores del sector público y los subcontratados a través de empresas privadas que trabajan en dicho operativo, de modo que se favorezca la estabilidad laboral, compatibilizándose acometer labores de prevención de incendios en los montes (desbroces, podas, cortas, etc.) fuera de la época de peligro alto de incendios, con la labor de apagado de incendios durante todo el año, así como una mayor formación para los trabajadores.
  2. Impulsar de forma inmediata la modernización de todo lo relativo al operativo anti-incendios, tanto en equipos de radiocomunicaciones, como en vestuario, equipamiento, EPIs, vehículos, equipos informáticos o material de intervención en incendios.
  3. Modernizar las torres o puestos de vigilancia frente a incendios, actuándose de forma inmediata en aquellas que posean estructuras en mal estado.
  4. Impulsar el reconocimiento de la figura del bombero forestal (categoría profesional 5932) para los trabajadores del operativo anti-incendios, y cese de la práctica de que por defecto la mayoría de los mismos sean contratados con categoría de peones forestales.
  5. Instar al Gobierno central a la aprobación del Estatuto Básico de Bombero Forestal en el mismo sentido en que fue aprobado en el Senado en febrero de 2019.
  6. Instar al Gobierno central a desarrollar una Ley de Coordinación de Servicios de prevención, extinción y salvamento.
  7. Dotar a las bases operativas anti-incendios de medios propios para acometer el lavado e higienizado in situ de los EPIs empleados por los trabajadores forestales en su trabajo.

15. Asegurar el abastecimiento de agua en todas las bases del operativo anti-incendios, iniciándose las obras de inmediato en el caso de aquellas bases que no tengan acceso a la red de abastecimiento de agua.

Impactos: 12