• El senador popular por León Antonio Silván ha registrado en la Cámara Alta una serie de preguntas sobre las infraestructuras hidráulicas de la provincia, destacando la necesidad de reutilizar aquellas que estén en buen estado.

 

  • La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil prevé la demolición total de la presa de San Facundo con un coste superior a los 3,5 millones de euros, debido a la acumulación de lodos y el abastecimiento de Bembibre embalse de Bárcena. 

 

León, 4 de septiembre de 2022.- El Gobierno de Pedro Sánchez, a través de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, prevé la demolición total de la presa de San Facundo con un coste superior a los 3,5 millones de euros. El proceso ya está iniciado, en estos momentos en información pública para su evaluación ambiental. 

 

La presa entró en servicio en los años 80 para abastecer de agua a Bembibre, San Román de Bembibre y Albares de la Ribera, estando actualmente llena de lodos. La demolición de la presa también se justifica al ser calificada como obstáculo en el curso del río. Dicha infraestructura dejó de utilizarse tras la entrada en servicio de un sistema de bombeo directo desde el embalse de Bárcena, pero en lugar de buscar otras alternativas para su uso, el Gobierno ha decidido echarla abajo. 

 

La presa se encuentra en un entorno natural de alta montaña que le permitiría ser útil para otros usos, según los expertos, como la producción de energía, el almacenamiento de agua para la extinción de incendios, uso turístico, etc. Sin embargo el propio presidente de organismo ha sido radical en cuanto al derribo manifestando en múltiples ocasiones que el compromiso es firme y la decisión inamovible, dando la espalda a otras opciones y en ningún caso escuchando las opciones de conservación para otros usos. 

 

La estructura de la presa se encuentra en buen estado desde el punto de vista de su seguridad, “pero a pesar de ello la CHMS sigue empecinada en su destrucción en lugar de preservarla una vez vaciada los lodos. La destrucción de la presa precisará de la construcción de accesos y las plataformas de trabajo causando cuantiosos daños medioambientales en el entorno”.

 

Ante esta situación, Silván ha registrado las siguientes preguntas en el Senado:

 

  • ¿Qué otras infraestructuras hidráulicas tiene previsto eliminar el gobierno a través de las CHD y CHMS en la provincia de León?

 

  • ¿Por qué no ha procedido la CHMS a limpiar de lodos la misma en lugar de demoler dicha obra hidráulica?

 

  • ¿Ha buscado alguna alternativa la Confederación Hidrográfica Miño-Sil a la destrucción de la presa?

 

  • ¿Por qué no se aprovecha dicha presa para la generación de energía eléctrica, tan necesaria?

 

  • ¿Por qué no se han contemplado otros usos en materia turística o de extinción de incendios?

 

  • ¿Qué coste hubiera tenido la limpieza de la presa exclusivamente prescindiendo de su demolición?  

 

  • ¿Va a rectificar el Gobierno su negativa a conservar la presa para nuevos usos eliminando solamente los lodos y preparándola para otros usos?

Impactos: 24