La Policía Local de León intervino ayer, miércoles, en la calle Ana María Matute
sobre las 20.30, por la presencia de una furgoneta con cinco perros de caza.
Tras un requerimiento vecinal, los agentes comprueban que hay un vehículo
con perros de caza que ladran y que dicha furgoneta no se mueve ni de día ni
de noche. Por ello, se localiza al propietario, quien comenta que suele dejar a
los animales en la furgoneta.
Los agentes informan no puede dejar a los perros pernoctar allí, ladrando y
causando molestias. Además, se pone en conocimiento de los servicios
veterinarios municipales para que realicen las acciones oportunas y aseguren el
bienestar de los perros. Hay que destacar que los animales cuentan con el
microchip correspondiente.

Impactos: 9