El sector cinegético se siente traicionado y prepara movilizaciones contra el Gobierno de España por incumplir el compromiso de excluir a la caza, dando un trato apropiado a los animales auxiliares de la caza en el proyecto de Ley de protección, derechos y bienestar de los animales.

La Federación de Caza de Castilla y León confía en que el Partido Socialista de nuestra comunidad no va a dar la espalda al mundo rural y a los cazadores de nuestra

La Real Federación Española de Caza (RFEC) anuncia que las federaciones de caza de todo el país iniciarán inminentes movilizaciones y volverán a llevar la “marea naranja” de cazadores a las calles, como ya ocurrió el 20 de marzo, si no se excluye a la actividad cinegética del proyecto de Ley de Derechos de los Animales que el Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobó el pasado 1 de agosto y que supondría el fin de la caza al someterla a una gravísima situación de indefensión jurídica.

Así, la RFEC y las Federaciones Autonómicas, que desde la aprobación del proyecto de Ley Animalista el pasado 1 de agosto han creado una comisión de trabajo específica para elaborar un programa de acciones contra un texto que sería letal para la actividad, han acordado elaborar un calendario de reivindicaciones y movilizaciones a pie de calle para protestar directamente contra la postura del Gobierno de España, que ha incumplido todas sus promesas y acuerdos en relación a la exclusión de la caza de este proyecto de Ley de Derechos de los Animales.

Cabe recordar que el pasado 29 de marzo, tras una reunión de trabajo celebrada con la RFEC en su sede nacional, el PSOE se comprometió a excluir a los animales auxiliares de la caza del Anteproyecto de Ley de Derechos de los Animales. Por parte de los socialistas, a este encuentro acudieron Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE, y Juan Francisco Serrano, portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso de los Diputados. Precisamente, el propio Juan Francisco Serrano afirmó públicamente el pasado 23 de junio en una Jornada de Bienestar Animal, organizada por la Fundación Artemisan y El Mundo, que la postura del PSOE sería “que los animales auxiliares de caza queden fuera del borrador. No podemos comparar un animal auxiliar de caza como es el del medio rural con un animal de compañía como es el de una ciudad”.

Sin embargo, en el texto aprobado posteriormente el 1 de agosto por el Consejo de Ministros no se excluye a la caza ni se tienen en cuenta estas consideraciones. Este incumplimiento manifiesto de los compromisos adquiridos y la falta de respeto al sector cinegético han generado una profunda indignación entre los cazadores de toda España, que se movilizarán contra un proyecto de Ley elaborado sin consenso y contra la deriva anticaza del PSOE.

En este sentido, la comisión creada por la RFEC y las Federaciones Autonómicas está elaborando una hoja de ruta para coordinar las acciones reivindicativas a pie de calle que se celebrarán próximamente, a la vez que se recaba el apoyo de otros sectores ante el fuerte rechazo social que ha generado una Ley Animalista que cuenta con la oposición del mundo rural, colegios veterinarios, científicos, ecologistas y conservacionistas y asociaciones y actividades unidas en torno a la naturaleza y los animales.

La Federación de Caza de Caza de Castilla y León tiene la convicción de que el PSOE regional no va a ser cómplice de la traición que está orquestando su partido a nivel nacional y seguirá apoyando a nuestro actividad y al medio rural, como ya lo hizo apoyando las recientes reforma de la Ley y la nueva Ley de Caza, y se manifestará en contra de este aberrante anteproyecto de Ley de Bienestar Animal.

Impactos: 59