Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo destinan en torno a siete toneladas de productos no perecederos dentro del programa anual del fondo de Ayuda Europea para las Personas Desfavorecidas (FEAD)

 

8 de junio de 2022.- La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha culminado este miércoles el primer reparto de alimentos del programa anual del fondo de Ayuda Europea para las Personas Desfavorecidas (FEAD). Esta fase inicial pretendía llegar a 146 unidades familiares, en torno a 340 personas, según las previsiones planteadas por los Servicios Sociales municipales. 

En los lotes de productos que se están entregando a las personas acreedoras de estar en situación para recibir esta ayuda se incluyen arroz, alubias cocidas, conserva de atún, pasta alimenticia (macarrones), tomate frito en conserva, galletas, macedonia de verduras en conserva, cacao soluble, potitos de fruta y de pollo infantiles, leche entera UHT y aceite de oliva.

Esta iniciativa del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en colaboración con el Fondo Europeo de Garantía Agraria (FEGA) pretende “contribuir a la reducción de la pobreza mediante la distribución de alimentos en situación de extrema necesidad”.

Desde la Concejalía de Bienestar Social que dirige Liliana Izquierdo se destaca que este tipo de ayudas son vitales para que se pueda ayudar “a las personas que tienen dificultades para solventar las necesidades básicas, de ahí que el trabajo del personal de los Servicios Sociales para identificar, evaluar y gestionar la entrega de estos productos es muy importante”. 

Aunque se ha reducido tanto las unidades familiares como las personas que reciben estas ayudas respecto a la última entrega del año pasado, se resalta desde la Concejalía que “sigue habiendo un importante número de beneficiarios, lo que pone de manifiesto que aún hay un relevante colectivo que no puede acceder a alimentos si no es gracias a estas ayudas directas”. 

El FEAD es un programa financiado por la Unión Europea junto a los países miembros que supone no solo otorgar alimentos a las familias necesitadas, sino también desarrollar otro tipo de medidas, como inclusión social, orientación y apoyo para posibilitar que haya cada vez más personas fuera de la pobreza. Esta iniciativa ha sufrido varias modificaciones durante el ejercicio pasado para que las ayudas puedan incluir también a las personas que han sufrido las consecuencias de la pandemia generada por el covid-19. 

En total se han asignado más de 3.800 millones de euros al FEAD para el periodo 2014-2020, financiados por un 15 % al menos por cada país participante. 

 

 

Impactos: 42