La historia debe ser construida desde el plural relato y procedimental cronología de los hechos, tanto
los documentados como aquellos otros que puedan provenir de las tradiciones orales y hasta de los
ritos que se transmiten en las sagas familiares, dándole una conformación que sea estructurada en
la mayor plenitud expositiva y con el mayor rigor posible.
Aconteció qué en el año 1808, y como decantación de otros hechos cercanos en el tiempo, la convulsa
situación de gobernanza del territorio peninsular ibérico fue sorprendida por las apetencias
expansivas de la Corona de Francia que, en un momento de muy alta prestancia bélica, arrollaba una
tras otra todas los Naciones Europeas e incluso sometía condicionantemente al Papa.
Ante tal avalancha francesa, que ninguneo sobremanera a la representación de la Corona de España
-.- Reyes y validos -.-, aconteció que, en diversas latitudes del solar patrio español, se efectuaron
espontáneos alzamientos populares contra un proceder tan agraviante y hostil, a la vez que vejatorio.
Dando como óptimos todos pronunciamientos iniciáticos españoles contra las injerencias francesas
del año 1808 y anteriores, debemos resaltar el papel qué en ellos, en la que medida que fuere,
desarrolló protagonisticamente el espacio de la Corona Leonesa {Extremadura + Reino Leonés +
Galicia + Asturias}.
Entre los hechos que merecen ser resaltados, están aquellos que tuvieron lugar en la ciudad de León,
en la fecha del 24-4-1808, donde se estableció, de forma constatada, un pronunciamiento público
contra la invasión francesa en el territorio español.
La respuesta ante la injerencia francesa sobre la Corona de España no fue, ¡ en modo alguno !, una
protagonización de la centralidad y si, ¡ y por el contrario!, una respuesta plural y diversificada que se
extendió por todo el territorio español y de la cual tuvo facultades pioneras, y por ello totalmente
encomiables, las que acontecieron en el ámbito de la ciudad regia de León.
Esa base de la pluralidad social, diversificada territorialmente, como reacción ante una adversidad
común contra todo el pueblo español, sentida en todo el territorio español, actuó de conformante de
la España Nación y lo hizo con aportaciones varias, como las de León del día 24-4-1808, logrando
forjar un amplio revulsivo que dinamizo una contundente y ejemplar acción como respuesta.
León ciudad tiene sobrados momentos para estar en las mejores páginas de la historia universal, de
la historia hispánica y, por supuesto, de la historia de España, pero sin duda merece estarlo por los
hechos del 24-4-1808.
Bastante antes que la Junta Suprema de las Cortes de Cádiz, y todo su hacer, que puede ser muy
encomiable, ya estaba, ¡ y precursoramente!, el territorio leonés, ¡ya estaba León!.

Francisco Iglesias Carreño
Presidente PREPAL

Impactos: 56