La Secretaria del Consejo Interministerial de Organismos Modificados Genéticamente, y ex alumna de la ULE, considera que jugarán un papel fundamental

El Paraninfo Gordón Ordás del Edificio El Albéitar de la Universidad de León (ULE) ha acogido esta tarde la ceremonia de ingreso en la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León (AVETCYL) de Judith Martín de la Fuente, Secretaria del Consejo Interministerial de los Organismos Modificados Genéticamente (CIOMG), en un acto solemne en el que ha sido presentada por Bernardo Gutiérrez Martín, que ha dado lectura al discurso que había preparado el Presidente de la AVETCYL, Elías F. Rodríguez Ferri que, por motivos personales, no ha podido estar presente en la ceremonia.

Judith Martín de la Fuente es doctora en Veterinaria por la ULE, y formó parte de la primera promoción del Siglo XXI de su Facultad de Veterinaria. Su vinculación se prolongó después en la Unidad de Microbiología e Inmunología y en el Departamento de Sanidad Animal, en donde prestó sus servicios antes de pasar a formar parte del Cuerpo Nacional Veterinario.

En su discurso de incorporación a la AVETCYL, titulado ‘Las revolucionarias tecnologías de edición genética’, ha explicado que dichas tecnologías tienen un especial significado para nuestro país y nuestro sector científico, puesto que en su desarrollo ha jugado un papel fundamental un investigador, el Doctor Francisco Martínez Mojica, “que descubrió un sistema en bacterias, que mejoraba la eficiencia de cualquier proceso de modificación y mejora genética existente hasta la fecha”.

La primera parte de su intervención ha estado dedicada a un repaso por la historia, desde Charles Darwin hasta los trabajos del profesor Mojica, insistiendo en que las modificaciones genéticas “han sido y son determinantes para la vida en este planeta”. También ha afirmado que la historia de la agricultura y la ganadería “están íntimamente ligadas a la mejora genética”. Además, el desarrollo científico y tecnológico ha permitido mejorar el conocimiento del genoma y su funcionamiento, para diseñar y perfeccionar herramientas para modificarlo.

ANIMALES ‘EDITADOS’ PARA PROPORCIONAR ÓRGANOS PARA TRASPLANTES

El descubrimiento de las tecnologías de ADN recombinante, ha explicado la nueva académica, “constituyó un punto de inflexión en los procesos de mejora genética al superar las barreras fisiológicas naturales de la reproducción y recombinación, mediante la introducción de material genético exógeno, procedente de otro organismo.”

Ahora, en el siglo XXI, “el ser humano ha conseguido editar el material genético como si se tratase de un texto”. La mayor parte de la investigación se está desarrollando en plantas, con aplicaciones dirigidas a desarrollar variedades resistentes a enfermedades, adaptadas a factores climat9ológicos adversos y con mejores propiedades nutricionales.

En el caso de los animales, las tecnologías de edición genética están todavía en una fase muy temprana, y se dirigen a mejorar los rendimientos productivos y la resistencia a enfermedades. También se aborda su uso con animales ‘editados’, que pueden servir de modelo de ciertas enfermedades o proporcionar órganos para trasplantes.

En el apartado de conclusiones, la doctora Judith Martín ha dicho que el uso de estas tecnologías “plantea una serie de cuestiones éticas relacionadas con las implicaciones que tiene la edición del genoma para el equilibrio de todos los seres que habitamos en nuestro planeta. Por eso es necesario reflexionar sobre las ventajas, oportunidades, riesgos y desafíos que conlleva tanto su uso, como cualquier limitación impuesta al mismo”.

El discurso ha finalizado señalando que el futuro de estas tecnologías vendrá determinado por la propuesta normativa que adoptará la Comisión Europea en el año 2023, y los subsiguientes debates en las instituciones de la Unión.

Impactos: 36