• La muestra, que seguirá abierta hasta el próximo 27 de marzo, consta de 68 fotografías –muchas de ellas inéditas— tomadas por el fotógrafo en diferentes lugares, contextos y de distintas épocas, 51 en blanco y negro y 17 en color

 

Más de 2.000 personas han visitado la exposición de Gervasio Sánchez ‘Vida’ en el Palacín de León, organizada por la Concejalía de Acción y Promoción Cultural del Ayuntamiento de León, a través del Área de Arte y Exposiciones.  En cuanto a la procedencia del público, la mayoría son de León, seguidos por madrileños,  asturianos y navarros. De Castilla y León: Zamora, Segovia y Valladolid aportan el mayor número de público desde su apertura mientras que franceses, italianos y alemanes constituyen la aportación internacional.

`Vida´ ofrece en el Palacín una nueva visión de la obra de Gervasio Sánchez, basada en la fuerza visual y la riqueza comunicativa de las imágenes creadas por el destacado fotógrafo de guerra. Sánchez ha exhibido y publicado mucho su trabajo, y se ha organizado su material por temas: víctimas de las minas, desaparecidos, mutilados, guerra en Kosovo…

La exposición consta de 68 fotografías –muchas de ellas inéditas— tomadas por Gervasio Sánchez en muy diversos tiempos, lugares, contextos y de distintas épocas, 51 en blanco y negro y 17 en color.

 

Sánchez muestra su obra se corresponde con su acción como reportero de prensa, tanto fotógrafo como escritor. Pero las fotos de Sánchez permanecen interesándonos más allá de la actualidad de los sucesos acerca de los que ha informado, originando numerosas muestras y libros, y haciendo al fotógrafo merecedor del Premio Nacional de Fotografía. 

 

Esta exposición destaca al Gervasio Sánchez poeta, al artista. Por primera vez sus imágenes aparecerán mezcladas más allá de sus contextos y temporalidades de origen, en una constelación que será 

coreografiada en las salas para establecer relaciones generales entre las imágenes. De este modo, se subrayará su trascendencia y se crearán nuevos significados en virtud de la interconexión entre las fotos y sus discursos en el espacio expositivo. Los contenidos de las obras no serán atenuados, todo lo contrario: sólo se intentará llevarlos a una dimensión más general, siguiendo los alcances y la profundidad presentes en las fotos mismas.

 

De Callot a Goya, a los fotógrafos de la guerra civil en Estados Unidos, a Capa, a los reporteros mediáticos actuales, los cronistas de guerra suelen ser reporteros de muerte. Gervasio Sánchez es un reportero de vida, del triunfo de la vida sobre la tragedia de la guerra y la violencia. Este carácter general de su obra es el gran eje temático del comisariado de la muestra, un acercamiento que se corresponde con la visión del fotógrafo. 

 

El fotógrafo se ha ocupado también de presentarnos a sobrevivientes mutilados y su lucha por volver a integrarse en la vida. Al contrario de lo habitual en los cronistas bélicos, Sánchez ha seguido fotografiándolos durante años, desde el inicio de su tragedia a su realización personal en la vida familiar y social, ofreciéndonos sus historias de vida. En la exposición no se mostrarán estos procesos, sino imágenes síntesis de ellos.

 

Impactos: 7