Coyanza se tiñe de verde esperanza, la misma esperanza que con este gesto se quiere transmitir a quien padece alguna dolencia poco frecuente

Valencia de Don Juan abrazó esta mañana el castillo de la localidad para conmemorar el Día Mundial de las Enfermedades Raras. Este gesto solidario se engloba en la programación organizada por el consistorio coyantino a través de la Concejalía de Servicios Sociales que dirige María del Mar Bueres Mosquera, para conseguir dar ‘más visibilidad’ de los problemas que padecen día a día las personas que sufren estas dolencias, al tiempo que se intenta normalizar su presencia cotidiana en la sociedad.

Representantes de la Plataforma Municipal de Voluntariado, de la Federación Española de Enfermedades Raras, grupos de escolares del Colegio Público Bernardino Pérez, alumnos del IES Fernando I de la localidad, así como los niños de la guardería El Rincón de los Duendes, usuarios del CTO de Asprona Valencia de Don Juan y vecinos de la localidad -en total más de 400 personas- participaron en este simbólico acto, ataviados con un banderín verde, en el que además de un solidario abrazo al monumento más emblemático de la localidad, se soltaron globos verdes biodegradables bajo el lema “Coyanza abraza las Enfermedades Raras”, en apoyo a todos los afectados por este tipo de enfermedades y sus familias.

La programación por el Día Mundial de las Enfermedades Raras continúa esta misma tarde con un taller infantil y un Scape Room para los más mayores en el Espacio Joven.

   

Impactos: 8