La antiquísima parroquia del Mercado y del Camino, santo y seña del León medieval hasta estas fechas, ha celebrado el pasado miércoles, 9 de febrero, su reseñada fiesta de “La Aparición” que rememora el milagro acaecido en el año del Señor de 560, en la época visigoda, es decir hace 1462 años, al aparecer entre unas zarzas, la imagen de la Stma. Virgen de los Dolores, en el mismo lugar donde se encuentra el crucero jacobeo, en la vetusta y empedrada plaza del Grano. Así esta primitiva imagen dio pie a una pequeña ermita, en el mismo lugar por donde discurre el camino de Santiago, en aquel momento extramuros del campamento romano y que fue creciendo por la infinidad de milagros que, en los siglos siguientes de reconquista contra los árabes, se la atribuyen. Aquella imagen de la leyenda, quizás de estilo románico, fue renovada por la actual talla del s. XV, lo que incrementó, en los siglos posteriores, la devoción del pueblo leonés, convirtiéndola en la auténtica “Patronal Popular” de la ciudad de León, hasta nuestros días.

Después de una solemne celebración eucarística, presidida por el párroco Manuel Flaker y concelebrada por varios sacerdotes, con representaciones de todos los grupos de la vida parroquial, especialmente la Agrupación de Braceros que pujan la Virgen el Viernes de Dolores, como inicio de la Semana Santa,  destacó la presencia de la Junta de Seises de la Cofradía de Angustias y Soledad, adscrita a esta sede parroquial, que también recordaba el 444 aniversario de su fundación (9 febrero 1578).

Al finalizar, el reconocido artista y pintor leonés Luis Zotes, entregó al párroco Manuel Flaker, como donación, un gran cuadro pintado al óleo, que representa a la “Morenica del Mercado”, para ser  expuesto de forma permanente en esta iglesia jacobea.

Como cierre  de la festividad,  los cantantes leoneses Papa Quijano y Sagrario García interpretaron una canción especialmente dedicada a la Virgen, titulada “Señora de Señoras”

Impactos: 8