• Tras varias reuniones, los organizadores de la movilización del 20M no han estado de acuerdo con las fechas propuestas por Alma Rural para unir ambas
  • Ante esta situación, Alma Rural seguirá adelante con la manifestación del 23 de enero, al tiempo que brinda su total apoyo a la convocada por la ONC

La Asociación para la Defensa del Mundo Rural – Alma Rural lamenta que no se haya podido llegar a un acuerdo para unificar las manifestaciones convocadas, por una parte, por esta asociación el 23 de enero, en defensa del mundo rural, y por otra, por la Oficina Nacional de la Caza (ONC) el 20 de marzo, en defensa de la caza.

En las tres reuniones mantenidas con la Real Federación Española de Caza (RFEC) y Asaja Nacional, a sus representantes no les han parecido adecuadas ninguna de las fechas propuestas por Alma Rural, que ha sugerido hasta cuatro días diferentes (23 de enero, 30 de enero, 6 de febrero y 13 de febrero) para realizar una movilización conjunta.

Así, ante la falta de consenso, Alma Rural celebrará, como estaba previsto, la manifestación en defensa del mundo rural el próximo día 23 de enero en Madrid.

Las asociaciones, sectores y colectivos que ya se han unido a esta convocatoria, consideran que los ataques que sufre el mundo rural necesitan soluciones muy urgentes y no se puede esperar hasta el mes de marzo. Además, hay que intentar parar la tramitación de la ley de Protección y Derechos de los Animales antes que se publique desde el Consejo de Estado, cuando pasaría ya a ser un proyecto de ley.

Por último, desde Alma Rural, buscando siempre fortalecer la defensa del mundo rural, pedimos el apoyo mutuo a ambas convocatorias y confirmamos nuestra participación en la manifestación organizada el 20 de marzo de 2022 para respaldar con nuestra presencia las reivindicaciones del sector cinegético.

Impactos: 89