EL programa mixto de formación y empleo financiado por Ecyl y Sepe permite impulsar los trabajos de mantenimiento de los parques del Barrio de La Sal

 

 El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha incorporado a 16 trabajadores y trabajadoras gracias al programa mixto de formación y empleo San Andrés Verde V, una iniciativa financiada por la Junta de Castilla y León mediante ECYL así como por SEPE. La novedad de este año es que es duplo y aunque la duración es de doce meses, se divide en dos fases de seis meses cada una. 

Las 16 personas incorporadas a la plantilla de Jardines están desarrollando su formación en el Barrio de la Sal, y además de las labores de mantenimiento como poda, siega, desbrozado, escarificado, resiembra y recebo, se realizarán en este nuevo proyecto otras intervenciones. 

Entre ellas destaca la colocación de losetas de caucho nuevo en la zona de juegos de la calle Tizona, además de la restauración de juegos y mobiliario existente en este espacio; el escarificado, resiembra y recebo en la calle Burgos con Antonio Nebrija y Tizona con Zenit; y la plantación de nuevos rosales, la sustitución del sistema de riego así como la colocación de manta térmica y corteza de pino en la calle Blasco Ibáñez.

“El objetivo es conseguir que estos 16 alumnos consigan un empleo y tengan una formación de calidad consiguiendo un certificado de profesionalidad”, explica la concejala de Desarrollo Económico y Empleo, María Aurora Flórez, quien destaca que la aportación de estos trabajadores y trabajadoras van a permitir mejorar los espacios verdes en los que van a actuar, con el consiguiente “beneficio para los vecinos y vecinas de La Sal y del conjunto del municipio de San Andrés”. 

Se trata por tanto de lograr que estos futuros trabajadores y trabajadoras, todos ellos del municipio de San Andrés del Rabanedo, tengan una titulación que les pueda abrir las puertas del mercado laboral gracias a una iniciativa que es un claro ejemplo de colaboración entre administraciones para dar formación de calidad orientada claramente al empleo. 

Esta formación técnica se completará con una enseñanza complementaria sobre inserción laboral, sensibilización medioambiental y de igualdad de género, así como matemática, para una ampliación de conocimientos del alumnado. A todo ello se une que estas prácticas suponen ya una cotización para los alumnos y alumnas participantes en el programa formativo. 

 

 

 

Impactos: 69