El Consistorio se ha convertido en la entidad colaboradora número 56 de una campaña de la Obra Social del Hospital que, desde su puesta en marcha en 2015, ha reunido más de 83.000 kilos de tapones de plástico, la mayoría de polietileno de alta densidad, y ha recaudado casi 15.300 euros con su venta para ayudar a la infancia más desfavorecida.

 

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo se ha sumado a la campaña ‘Tapones Solidarios’ impulsada por la Obra Social del Hospital San Juan de Dios de León con la instalación, en el exterior del edificio consistorial, de un contenedor en forma de corazón destinado a su recogida.

 

 “Debido a su buena acogida, y con la finalidad de llegar a toda la población de San Andrés del Rabanedo, está previsto que se instalen más elementos de este tipo por todo el municipio”, ha asegurado la concejala de Bienestar Social, Sanidad, Consumo, Turismo y Patrimonio, Liliana Izquierdo, durante su visita este martes a San Juan de Dios para hacer entrega de los primeros tapones de plástico reunidos: más de 100 kilos.

 

Un gesto con el que contribuirán a echar una mano a menores con discapacidad de la provincia de familias con escasos medios económicos gracias a los fondos obtenidos con su reciclaje; y, además, lo harán en una apuesta añadida por despertar la conciencia medioambiental, ya que se reduce de manera importante la emisión a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2), uno de los gases responsable del calentamiento global. Y es que los plásticos se fabrican a partir del petróleo, un recurso natural no renovable.

 

Para la alcaldesa del tercer municipio de la provincia, Camino Cabañas, que también se ha desplazado esta mañana al Hospital San Juan de Dios, “esta iniciativa cumple con el objetivo de aunar solidaridad y ecologismo sostenible para dar una salida productiva a este material en beneficio de la sociedad en general y que, de este modo, pueda ser invertido en investigación, infraestructuras o responder a necesidades en el ámbito sanitario”.

 

La iniciativa ‘Tapones Solidarios’ de la Obra Social del centro, que comenzó en 2015 a través de un trabajador del servicio de mantenimiento del Hospital San Juan de Dios de León, ya cuenta con el apoyo de miles de personas y decenas de organizaciones. Entre ellas, residencias, centros educativos, farmacias, entidades no lucrativas y otros ayuntamientos como el de León.

 

San Andrés del Rabanedo se ha convertido en la entidad colaboradora número 56 de una campaña que, desde su puesta en marcha, ha recogido más de 83.000 kilos de tapones de plástico (11.475 en lo que llevamos de 2021), la mayoría de polietileno de alta densidad, y ha recaudado casi 15.300 euros (más de 2.000 este año) con su venta a la empresa Gestión y Protección Ambiental, S.A., que los tritura para formar una especie de escamas (granza). Así, ahorramos materias primas originales y consumimos menos energía y agua.

 

Diecisiete menores beneficiados

 

En todo este tiempo un total de 17 menores con necesidades especiales (Nerea, David, Douaa, Kevin, Valeria, Gabriel, Georgeana, Lorena, Shireen, Adam, Akram, Zaira, Ian, Naomi, Samuel, Óscar y Leyre) se han visto beneficiados. Concretamente, hemos entregado ordenadores portátiles a 14 niños y niñas con discapacidad auditiva, hemos contribuido a la reforma del baño de dos pequeños con parálisis cerebral y hemos financiado 20 sesiones de rehabilitación de una menor con discapacidad motora.

 

“Todos los tapones recogidos en este contenedor, así como en el futuro en otros puntos del municipio, servirán para mejorar la calidad de vida de muchos menores con discapacidad y de sus familias, así como fomentar la colaboración ciudadana con causas sociales y el cuidado del medio ambiente”, ha celebrado el presidente de la Comisión de Responsabilidad Social Corporativa del Hospital San Juan de Dios de León, Miguel Yugueros.

 

Impactos: 54