• El senador popular por León Antonio Silván intervino en la comparecencia de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, la pasada semana en la Cámara Alta.  

 

  • El portavoz de Transportes, Francisco Bernabé, denunciaba “el impuesto al volante que quieren imponer ustedes, los socialistas, a todos los españoles que circulen por nuestras autovías” y “con media España tiritando de frío por no poder pagar el recibo de la luz, la factura de gas o el combustible de su vehículo, no es el momento de cargar a los españoles unos peajes que van a hacer mucho daño a las economías familiares”.

 

 El portavoz de Agenda Urbana del Grupo Popular en el Senado, Antonio Silván, ha denunciado la nueva Ley de Vivienda del Gobierno Sánchez en la comparecencia de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

 

“Sus ideas arruinan el mercado de la vivienda y su plan no es más que declaraciones grandilocuentes de la ‘casa’ Sánchez, pero luego se traducen en nada”, le ha dicho a la ministra. Tras calificar la política de vivienda del Gobierno como “maquillada y edulcorada”, Silván ha reprochado a la ministra de Transportes que “sus leyes amparen y protejan” a los okupas de miles de viviendas. “Ustedes desprotegen a los españoles, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a los jueces, poniéndose al lado de los okupas”.

 

Durante su intervención en la Comisión, el senador popular también se ha referido a la “radical” Ley de Vivienda del Gobierno socialista y ha asegurado que “va contra quienes quieren acceder a una vivienda y contra los propietarios que quieren alquilar”. “Ustedes no dejan contentos a nadie”, ha reprochado a la ministra, tras lo que ha puesto de manifiesto que los socialistas “no conocen la realidad del vecino, del propietario, del arrendatario, del constructor, ni del autónomo” y su Plan de Vivienda “no aborda los problemas actuales, como la falta de materias primas y la escasez de profesionales”.

 

El impuesto al volante de Sánchez

 

Por su parte, el portavoz de Transportes del Grupo Popular en el Senado, Francisco Bernabé, denunciaba “el impuesto al volante que quieren imponer ustedes, los socialistas, a todos los españoles que circulen por nuestras autovías”. “Cada vez que gobiernan no pueden evitar hincar sus colmillos en nuestros bolsillos”, le ha reprochado Bernabé a la ministra, tras lo que afirmaba que “con media España tiritando de frío por no poder pagar el recibo de la luz, la factura de gas o el combustible de su vehículo, no es el momento de cargar a los españoles unos peajes que van a hacer mucho daño a las economías familiares”.

 

“¿Cuánto nos van a cobrar?, ¿una viñeta fija de 100 euros al año y después un pago por kilómetro?, ¿es usted consciente de que con esas tarifas un particular que recorra 100 kilómetros al día tendrá que pagar 60 euros mensuales y 700 al año?, ¿y los camiones el disparate de 1.200 euros al mes, unos 15.000 al año?”, le preguntaba Francisco Bernabé a Raquel Sánchez.

 

A continuación, el senador del PP explicaba a la ministra de Transportes las “diez razones” del Partido Popular para oponerse a la subida de los peajes, entre las que ha destacado que es una medida “adoptada unilateralmente por el Ejecutivo, sin consenso ni diálogo previo con el resto de fuerzas políticas ni con el sector del transporte”.

 

Bernabé ha resaltado que son “infraestructuras ya construidas y en servicio, por lo que no precisan de una financiación externa para su ejecución”, además de ser “públicas y gratuitas porque ya las hemos pagado con nuestros impuestos a través de los PGE”; también ha puesto de relieve que cobrar peajes va a suponer “una importante pérdida de competitividad del sector del transporte por carretera y un aumento de los precios de todos los bienes que consumimos, ya que este sector acapara más del 90 por ciento del transporte las mercancías en España”.

 

Para terminar, el portavoz de Transportes del GPP le ha dicho a la ministra que los peajes en autovías provocarán una notable subida de la siniestralidad vial en la red secundaria, castigará a la España vaciada y minorará la competitividad de la España rural. “¿Los impuestos no se los iban a subir sólo a los ricos? Es un disparate que atenta contra la igualdad entre de los españoles”, le ha recriminado a Raquel Sánchez.

 

Impuesto por aparcar en las ciudades

 

Por su parte, el portavoz de Movilidad del Grupo Popular, Pedro Rollán, acusaba a la ministra de Transportes de tener “un afán recaudatorio que roza lo confiscatorio”, tras referirse al impuesto de “alta cuantía” que quiere implantar el Gobierno por aparcar en las ciudades, así como a la directriz que obliga a los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes a crear y ampliar las zonas de estacionamiento regulado.

 

“Ustedes no se conforman poniendo peajes en las autovías, también quieren poner peajes por entrar en las ciudades. Solucionar no solucionan nada, pero subir los impuestos y la presión fiscal se les da de maravilla”, le ha espetado Rollán a la ministra, tras lo cual le ha dicho que “llevan faltando a la verdad desde el minuto uno, han engañado todo el tiempo, a todo el mundo y por ello ya nadie confía en su palabra”.

Impactos: 38