Los vecinos registran casi 300 firmas en contra de la decisión de la concejal del área

El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo ha mostrado todo su apoyo a los vecinos de Ferral del Bernesga que, de forma masiva, han registrado en el Ayuntamiento de San Andrés  del Rabanedo 250 firmas, con las que muestran su rechazo absoluto a la modificación de la ruta de autobús que une Ferral con Gran Vía de San Marcos, en la capital leonesa. Un servicio que en buena parte sufragan las arcas municipales. La firmas aglutinan a más de la mitad de los vecinos del pueblo.

 

Con esta recogida de firmas los vecinos solicitan que se reanuden las paradas que han sido suprimidas para ajustar la puntualidad del servicio. Así, con la modificación del recorrido se han eliminado las paradas de Quevedo, la estación de Renfe, República Argentina y el Parque de San Francisco , en el trayecto de ida, así como la parada del Tanatorio Los Jardines, en el recorrido de vuelta hacia Ferral del Bernesga. 

 

La portavoz del Partido Popular de San Andrés del Rabanedo, Noelia Alvarez, recordó que no es la primera vez que los populares denuncian el agravio comparativo que sufren los vecinos de Ferral del Bernesga que utilizan el transporte público con respecto a los servicios públicos que reciben otros ciudadanos del municipio. De hecho, remarcó que los problemas comenzaron hace más un mes cuándo el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, que gestiona y financia la mayor parte de las frecuencias de esta línea, decidió de forma unilateral y sin ninguna consulta a los usuarios de este servicio, ubicar una parada en el Centro Estatal de Referencia para Discapacitados, lo que ha obligado a modificar el recorrido y las frecuencias. Así,  este servicio público ya no tiene ninguna parada desde la calle Anunciata hasta Santo Domingo, además del retraso que acumula la línea de forma constante. Y todo ello, añade, sin un solo contacto entre la concejal responsable del área, Esperanza Crespo, residente en esta localidad, y sus convecinos que iniciaron una recogida de firmas en vista de la nula voluntad por parte de la edil socialista de solucionar este problema. 

 

“Lamentamos que la concejal socialista responsable de prestar un servicio adecuado del transporte público no se haya dignado a hablar con los vecinos para intentar llegar a un acuerdo que no perjudique a ninguna de las partes”, remarcó Alvarez que aseguró “no entender la posición de la edil socialista incapaz de sentarse y negociar con todas las partes implicadas”. Alvarez dejó claro que lo que nació como una “prueba” ya se ha convertido en “definitivo” para los vecinos de Ferral del Bernesga. 

 

Impactos: 127