Unos institutos de investigación se eliminan o se desligan de la ULE y otros se crean. INBIOTEC no era del agrado de la dirección de la ULE por eso de las afinidades o antipatías, que tantas hay en la comunidad universitaria, y ha pasado CESEFOR y la JCyL, menos mal, mantiene su sede en León. Decían que tenía muchas deudas, la investigación requiere inversión.

Hoy el Consejo de Gobierno de la Universidad de León (ULE) ha mantenido una reunión en la que ha abordado un extenso orden del día en el que, junto a la aprobación de numerosos acuerdos y convenios de colaboración, ha dado su visto bueno a la creación del Instituto de Investigación en Ingeniería (I4).

Para la ULE la creación de este instituto tiene un importante papel desde el punto de vista de su impulso científico-técnico ya que facilitará un mayor desarrollo de las actividades de los principales grupos de investigación en el ámbito de la ingeniería. Se conseguirá una mayor eficiencia investigadora alcanzando unas metas de mayor impacto internacional.

El Instituto (I4) creado hoy, y cuya sede se situará en el módulo de investigación adjunto a las Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial, tiene como misión el desarrollo de investigación fundamental y aplicada para promover la transferencia de conocimiento que produzca una mejora Económica, Ambiental y Social de la industria de su entorno. Con dicho objetivo pretende contribuir al desarrollo de una sociedad del conocimiento basada en la producción sostenible y en la transformación tecnológica, que permita mantener una mejora constante de la sociedad, a través de la seguridad informática y la eficiencia en la producción y uso de bienes de consumo.

Entre sus fines se puede destacar el desarrollo y aplicación de soluciones basadas en Inteligencia Artificial al campo de la ciberseguridad y a los problemas de la industria, en general, así como la Investigación en ciencia y tecnología informática en inteligencia artificial y ciberseguridad. También favorecerá la intersección entre los sistemas de control industrial y las tecnologías de la información y las comunicaciones, en los ámbitos de la industria 4.0, la robótica y los sistemas ciberfísicos.

Unos institutos de investigación se eliminan o se desligan de la ULE y otros se crean. INBIOTEC no era del agrado de la dirección de la ULE por eso de las afinidades o antipatías, que tantas hay en la comunidad universitaria, y ha pasado CESEFOR y la JCyL, menos mal, mantiene su sede en León.

Hoy el Consejo de Gobierno de la Universidad de León (ULE) ha mantenido una reunión en la que ha abordado un extenso orden del día en el que, junto a la aprobación de numerosos acuerdos y convenios de colaboración, ha dado su visto bueno a la creación del Instituto de Investigación en Ingeniería (I4).

Para la ULE la creación de este instituto tiene un importante papel desde el punto de vista de su impulso científico-técnico ya que facilitará un mayor desarrollo de las actividades de los principales grupos de investigación en el ámbito de la ingeniería. Se conseguirá una mayor eficiencia investigadora alcanzando unas metas de mayor impacto internacional.

El Instituto (I4) creado hoy, y cuya sede se situará en el módulo de investigación adjunto a las Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial, tiene como misión el desarrollo de investigación fundamental y aplicada para promover la transferencia de conocimiento que produzca una mejora Económica, Ambiental y Social de la industria de su entorno. Con dicho objetivo pretende contribuir al desarrollo de una sociedad del conocimiento basada en la producción sostenible y en la transformación tecnológica, que permita mantener una mejora constante de la sociedad, a través de la seguridad informática y la eficiencia en la producción y uso de bienes de consumo.

Entre sus fines se puede destacar el desarrollo y aplicación de soluciones basadas en Inteligencia Artificial al campo de la ciberseguridad y a los problemas de la industria, en general, así como la Investigación en ciencia y tecnología informática en inteligencia artificial y ciberseguridad. También favorecerá la intersección entre los sistemas de control industrial y las tecnologías de la información y las comunicaciones, en los ámbitos de la industria 4.0, la robótica y los sistemas ciberfísicos.

Impactos: 52