Desde Izquierda Unida de San Andrés defendemos que los presupuestos deben recoger las necesidades y propuestas de mejora de diferentes aspectos de la gestión municipal realizadas por asociaciones, colectivos y vecinas y vecinos del municipio, de manera que el destino anual de una parte del dinero que los ciudadanos aportan a las arcas municipales se decida directamente por ellos y ellas, facilitando esa participación desde la propia Institución asignando una cantidad anual con esta finalidad.

Es una práctica que en los últimos años han puesto en marcha numerosos ayuntamientos de España, a través de métodos de elaboración de presupuestos municipales, teniendo en cuenta la opinión de la ciudadanía. Aunque las iniciativas han tenido diferentes nombres, en la base de todas ellas está la idea común de dar voz a los vecinos y vecinas respecto a la política de inversión pública del Ayuntamiento. De esta manera confiamos en que esta práctica contribuya a promover que la ciudadanía sea parte activa y comprometida en la toma de decisiones que afectan al municipio de San Andrés, que se busquen mediante la participación soluciones que se correspondan con las necesidades reales, que se refuerce la autoestima y responsabilidad de la ciudadanía como parte activa de la vida política municipal, que se promueva la transparencia, se creen espacios de diálogo y toma de decisiones y que se construya una comunidad más justa e igualitaria.” explica la Concejala de Izquierda Unida, Laura Fernández.

Para lograr este objetivo, desde la agrupación política solicitan a través de la moción que será debatida en el pleno de este jueves que desde el equipo de gobierno se asigne de forma anual una parte del presupuesto a las propuestas de vecinas, vecinos y asociaciones, además de habilitar los medios telemáticos o de cualquier otra índole a fin de canalizar esas demandas y necesidades, vinculando además otros medios de participación propuestos con anterioridad, para lo que también habría de modificar el actual reglamento de participación ciudadana, que resulta a todas luces insuficiente y restrictivo para esa cooperación ciudadana.

Esperamos que con la aprobación de esta moción se habiliten fórmulas para la recogida de propuestas de asociaciones y vecinos, que sean posteriormente estudiadas, analizadas y ordenadas por grupos temáticos, y posteriormente debatidas y aprobadas en un pleno o asamblea con presencia y participación ciudadana, previa información pública, para priorizar y decidir en qué proyectos se debe invertir la parte del presupuesto asignada por el Ayuntamiento para este fin. Creemos, además, que a través de esta propuesta se puede dar cabida a colectivos y personas que por lo general permanecen excluidos o sub-representados en los procesos de toma de decisiones, y de esta forma involucrar a la población de forma activa en decisiones que le afectan cotidianamente, y no limitando su participación al voto ejercido cada cuatro años”, finaliza la portavoz de IU, Laura Fernández

Impactos: 29