Desde el inicio del mandato ya se ha reducido en 7 millones la cuantía que San Andrés debe pagar por el crédito ICO concedido al Consistorio, lo que supone una rebaja del 11,7 % en dos años 

 

 El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha aprobado en junta de gobierno una nueva amortización anticipada de deuda, la tercera del mandato, por un importe de 2,3 millones de euros. Concretamente son 2.284.148,29 euros provenientes de los remanentes positivos de tesorería que sirven para reducir la cantidad que el Consistorio tiene que afrontar. 

De esta forma, desde el comienzo del mandato, la Concejalía de Hacienda que dirige Benjamín Fernández ha logrado reducir en 7 millones de euros la deuda con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con lo que se ha pasado de 59,5 millones a los 52.535.410,45 euros que actualmente aún hay que devolver a este organismo estatal. Es ya por tanto el 11,7 % del total lo que se ha reducido la cuantía desde que empezó el actual mandato. 

Hay que recordar que las reglas fiscales están suspendidas durante los años 2020 y 2021 con el objetivo de paliar los efectos económicos que ha supuesto la pandemia en las cuentas de los ayuntamientos, al tiempo que el pago anual de los intereses y anualidades del crédito del ICO estaban en carencia y hasta el próximo 2022 no es ya obligatorio su abono de forma periódica. 

“Con esta tercera amortización anticipada lo que se pretende demostrar es que el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo es capaz y va a ser capaz de cumplir con sus obligaciones de deuda, intentando devolver a la normalidad económica en materia de estabilidad presupuestaria dejándonos cierto margen para realizar inversión y mejorar los servicios en la calle”, ha explicado Benjamín Fernández, quien ha destacado que esta cantidad que ahora se abona es exactamente la misma que a partir del año que viene se tiene que destinar para el pago del ICO. 

Fernández también destaca que “no se puede esconder la deuda que tiene el Ayuntamiento, pero el abono por adelantado de estos 7 millones ha permitido dar un horizonte de estabilidad al Consistorio”. A ello se une que en 2019 se refundieron los créditos ICO en uno solo, al tiempo que se redujeron los intereses a abonar, con la consiguiente mejora de las condiciones de un préstamo cuyo final sitúa en el año 2045. 

Remanentes positivos de tesorería

Incluyendo el pago de 2,3 millones de euros de la deuda, el Ministerio de Hacienda ha permitido destinar un total de 5.722.627 euros de los remanentes positivos de tesorería para otras partidas, entre las que destacan 670.000 euros que se deben abonar al consorcio provincial para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos de la Provincia de León (Gersul). 

El resto son inversiones en diferentes proyectos municipales, como los 773.860 euros que servirán para construir los carriles suplementarios del vial que unirá el Ayuntamiento con el Hospital San Juan de Dios, 300.000 euros para un nuevo plan de asfaltado, 80.000 euros para contenedores, 250.000 euros para un nuevo camión de basura o 180.000 euros para la adquisición de barredoras. 

Impactos: 78