Remigio, Rosalina y Rosa, estaban eufóricos. Hoy tenían salida, iban a visitar la casa-museo de la asociación sin ánimo de lucro Manakisanti, sita en Villoria de Órbigo y que ofrece exposiciones, talleres, recitales de poesía, presentaciones, cine, y un sin fin de actividades que ya están haciendo las delicias de los vecinos de Villoria de Órbigo y de los pueblos aledaños, además del solaz de todo el que quiera disfrutar, aprender e informarse de una manera gratificante y desinteresada.

-¿Crees que haré bien en llevar la chaqueta? Aunque hace buena tarde, igual luego refresca. Preguntó Rosalina a su compañera.

-Yo la voy a llevar y tú también deberías, eres la tía calores, pero luego, nada más que comienzas a sentir fresco, a quejarte. Contestó Rosa con desparpajo.

Remigio ya las esperaba en un banco del pasillo. Como él era un friolero de tomo y lomo, llevaba su chaqueta por si las moscas.

En el hall de la residencia, se reunieron todos los que habían optado por ir esa tarde a la casa-museo Manakisanti. Estaban expectantes y nerviosos como niños en el patio del recreo.

-Nos vamos, dijo la directora de la residencia. Ah, que no se me olvide,  Marta, me ha pedido que toméis buena nota de todo lo que veáis y sintáis, el ejercicio de redacción de esta semana será sobre las impresiones que os cause la visita.

Mordida existencial: Es muy de agradecer, que se abra un proyecto cultural  para que el pueblo pueda disfrutar de todo tipo de actividades que entretengan, enseñen y diviertan a las personas. La asociación Manakisanti ha abierto sus puertas en una preciosa casa en donde actualmente ya se pueden disfrutar películas y una exposición de cómo Lotte Reiniger, construía junto con su equipo, las siluetas en cartulina negra, para luego, con una máquina preparada para el proceso creativo, conseguir mover y montar las figuras, es decir lograban hacer un cine muy especial del que hay poco conocimiento. Para el próximo fin de semana, será el turno de una de estas delicatessen del cine de otros tiempos, si te acercas a Manakisanti, la podrás disfrutar gratuitamente.

Extraordinaria iniciativa, que dará a las personas que lo deseen, divertimento, aprendizaje y conocimiento. La cultura es vida para las vísceras que nos mantienen en el camino.  Gracias por este espacio donde se puede paliar la sed de seguir siendo         .           Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Impactos: 48