FELE ha reunido este viernes en León a los presidentes de las patronales de CEPYME, de Madrid (CEIM), de Asturias (FADE) y de Castilla y León (CEOE Castilla y León) en el acto ‘Empresas que suman, economías que avanzan’ que ha contado con la asistencia de más de setenta líderes empresariales de la provincia

 

La Federación Leonesa de Empresarios (FELE) ha organizado esta mañana el encuentro ‘Empresas que suman, economías que avanzan’ que ha contado con la participación de Gerardo Cuerva, presidente de CEPYME; Miguel Garrido, presidente de CEIM; María Calvo, presidenta de FADE Asturias y Santiago Aparicio, presidente de CEOE Castilla y León.

En el acto se ha analizado la situación y perspectivas del mundo empresarial tras el impacto del Covid19 y ha servido para demostrar la fortaleza del tejido productivo y poner a la empresa en el centro de la recuperación. Luis Javier Cepedano, presidente de FELE, ha asegurado al respecto que “estamos en un momento oportuno para iniciar un camino en el que se deben aprovechar las fortalezas del sector empresarial”. Apostó por estos encuentros para resaltar las fortalezas del sector empresarial tras “debilidades que nunca debían haberse producido”.

Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme aseguró que “reactivación no es recuperación” refiriéndose a una cierta mejora económica.  “Estamos en el camino pero no estamos recuperados, los datos macroeconómicos así lo reflejan. Es momento de seguir apoyando al tejido productivo si queremos salir de esta situación. No es momento de más gasto, sino más ingresos a través de la empresa española”.  

El presidente de CEIM, Miguel Garrido se refirió a algunas de las medidas adoptadas durante estos meses, principalmente en el ámbito laboral donde “los ERTES ayudaron mucho”. Sin embargo, lamentó las restricciones a la libertad empresarial. “En estos momentos se necesita aumentar la productividad de las empresas españolas para ser competitivos, algo que hay que hacer a través de la digitalización, flexibilidad seguridad jurídica y con confianza, así como con una política fiscal incentivadora de la actividad”. 

Por su parte, Santiago Aparicio, presidente de CEOE Castilla y León, apostó  también por la sostenibilidad y la economía circular, la conectividad y digitalización para el desarrollo económico del futuro.  Solicitó también un marco jurídico de certidumbre, unido a un cambio en las políticas fiscales y generales del Gobierno de España. 

Por último, María Calvo, presidenta de FADE Asturias, hizo una fiel defensa del noroeste, ya que es un territorio con problemas específicos y que necesita de medidas específicas. “Es un territorio especialmente afectado por la despoblación y la transición energética” a lo que sumó “un déficit de comunicaciones histórico pero que ahora tiene una gran oportunidad al poseer grandes recursos”.  

El acto ha contado con la colaboración de CaixaBank y Revista Capital. Precisamente, Belén Martín, directora territorial en Castilla y León de CaixaBank incidió en la valentía y capacidad de las empresas para salir de momentos muy complicados, así como en el compromiso  de las mismas para acelerar la recuperación. También se refirió a la gestión y capacidad de colaboración de las entidades financieras con los fondos europeos, claves para avanzar en la recuperación y conseguir transformar la economía hacia un modelo más verde, más humano y sostenible. 

‘Empresas que suman, economías que avanzan’ ha reunido en la Finca Valdemora de La Bañeza a más de setenta líderes empresariales de la provincia. 

Impactos: 57