El Ayuntamiento de La Bañeza presenta el Programa Físico para COVID-19 Plan de recuperación; una extensión del que ya se celebró en verano, que terminó con buenos resultados, y con el que se pretende contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que han tenido la enfermedad, porque “nos damos cuenta de la necesidad de que esas personas tengan una asistencia y una recuperación apropiada, porque aunque vamos a un periodo mejor, no podemos olvidar que hay unas secuelas y unas circunstancias, y nuestra obligación es ayudar a los ciudadanos”, apuntó el alcalde del municipio bañezano, Javier Carrera, que reiteró que “sabemos lo que es el COVID y nos seguimos preocupando por la gente”.

 

El programa se ha desarrollado desde la Concejalía de Servicios Sociales que dirige Carmen Macho y financiado con fondos públicos por la Diputación. La edil recordó que es la segunda vez que “abordamos este problema. Es un plan de rehabilitación que en una primera fase se impartió a seis personas, pero esta vez se amplía a 10, porque hemos detectado que hay bastante gente con secuelas, principalmente respiratorias”. Así, este programa tratará de recuperar la capacidad respiratoria de estas personas. El programa está instaurado en varios ayuntamientos de la provincia, “con unos resultados fantásticos y nos proponemos seguir con este tipo de actuaciones”, insistió Macho.

 

El Programa Físico para COVID-19 se impartirá a lo largo de octubre y noviembre, en 24 sesiones, y se realizará en el salón de actos del Hogar del Jubilado, de 12:00 a 13:00 horas. Para inscribirse habrá que llamar o acudir a las oficinas municipales. También se contactará con el Centro de Salud, “para que nos pongan en contacto con las personas que necesitan esta rehabilitación”. 

 

Impactos: 29