La alcaldesa, Camino Cabañas, y el concejal Máximo Muñiz se reúnen con el edil de la capital leonesa Álvaro Pola para garantizar la coordinación entre ambos consistorios

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha acogido una reunión entre la alcaldesa, Camino Cabañas, y el concejal de Participación y Policía, Máximo Muñiz, con el edil del Consistorio de León Álvaro Pola con el objetivo de supervisar la ejecución del convenio firmado entre ambas administraciones locales para la prestación del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (Sepeis) en el término municipal.

En este encuentro, al que también han asistido técnicos de ambos ayuntamientos, se ha comprobado cómo se están coordinando ambos consistorios cuando tiene lugar un fuego en San Andrés del Rabanedo, con el fin de garantizar el cumplimiento del convenio por ambas partes así como la respuesta del Sepeis ante estos incidentes.

Tanto Cabañas como Muñiz han resaltado “la eficaz labor que desempeñan tanto la Policía Local de San Andrés como la Agrupación de Protección Civil del municipio para actuar inmediatamente cuando hay un incendio en colaboración con Bomberos de León y así atajar las consecuencias de las llamas en el menor tiempo posible”.

Una prueba de la eficacia de la coordinación con el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento entre ambos ayuntamientos es que los incendios recientemente localizados en el término municipal, concretamente en unas parcelas situadas muy cerca de la Comisaría de la Policía Nacional, han sido extinguidos de manera rápida por los bomberos de León. Además, la Policía Local de San Andrés localizó e identificó al presunto autor de estos fuegos, un varón de 57 años, del que se poseían tanto fotografías como vídeos en el momento de iniciar las llamas.

El convenio suscrito entre los dos ayuntamientos permite a San Andrés del Rabanedo cumplir con el artículo 26 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local por la que se determina que la prevención y extinción de incendios es un servicio obligatorio en los municipios con una población superior a los 20.000 habitantes.

El convenio establece la obligatoriedad de salida inmediata de los bomberos de León a todo siniestro producido en el término municipal de San Andrés en el que exista riesgo para la vida de las personas, tales como rescate en viviendas, vehículos accidentados, etc., así como en el supuesto de incendios de inmuebles (viviendas y locales) en los que por su entidad no puedan ser controlados por la Agrupación Local de Protección Civil.

El acuerdo obliga por su parte al Ayuntamiento de San Andrés a abonar anualmente al de León 615.300 euros en contraprestación por el servicio, una cantidad que supone una rebaja superior a los 24.000 euros con respecto al convenio anterior.

Impactos: 56