• Sanidad y las comunidades pactan esta norma hasta finales de agosto, cuando volverán a reunirse.
  • La mascarilla será obligatoria y estará prohibido fumar, comer y beber.

El público podrá volver a ver espectáculos deportivos en directo cuando arranque la nueva temporada, este mismo mes de agosto. El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado reabrir los estadios y pabellones deportivos con un aforo máximo del 40%, en el caso de los estadios al aire libre, y del 30%, para los recintos cerrados. Esta regulación se mantendrá durante todo agosto y Gobierno y autonomías volverán a reunirse a finales de mes para evaluar su eficacia y la situación sanitaria.

Así lo anunció este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras reunirse con los consejeros autonómicos del ramo en el habitual encuentro semanal del Consejo Interterritorial de Salud, en el que se debatió la vuelta del público a los estadios deportivos a escasas semanas de que comiencen las competiciones -la liga de fútbol, por ejemplo, comienza el 13 de agosto-. Gobierno central y comunidades han pactado este “acuerdo de mínimos”, como lo definió Darias, para las próximas tres semanas, habida cuenta de la mala situación sanitaria provocada por la quinta ola de la pandemia, que no obstante ha comenzado a remitir.

Según explicó la ministra, todas las comunidades han votado a favor de adoptar estas medidas de restricción a excepción del País Vasco, que se ha abstenido al considerar que las competencias para decretar los aforos le corresponden exclusivamente a cada autonomía. En los estadios y pabellones deportivos, los espectadores que acudan deberán respetar la distancia de seguridad, y la mascarilla será obligatoria aunque se encuentren al aire libre. Además, no se permitirá fumar ni tampoco consumir comida o bebida -a excepción de agua- para evitar en la medida de lo posible el riesgo de contagio.

Asimismo, el acuerdo entre Gobierno y comunidades establece que las entradas para cada espectáculo se venderán, preferentemente, a los abonados y el público local. El objetivo de esta limitación, explicó Darias, “es que no haya movilidad” de los aficionados del equipo visitante al estadio en el que vaya a celebrarse el partido, “para intentar durante estas tres semanas tener controlada” la transmisión del virus entre unas comunidades y otras.

La entrada de los aficionados al recinto, planteó la ministra, deberá hacerse de manera escalonada y limitando la movilidad de los espectadores. No obstante, Sanidad sigue rechazando pedir el certificado Covid para convertir en obligatorio que los asistentes a los encuentros demuestren que están vacunados o que tienen han pasado un test recientemente y han dado negativo. “El objetivo” del Gobierno, señaló Darias, “es seguir avanzando en la campaña de vacunación”.

Se trata del mismo argumento que ya utilizó la semana pasada la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, para rechazar que sea obligatorio presentar este certificado para entrar a determinados establecimientos. “La posición del Gobierno es evitar el estigma en aquellas personas que no estén vacunadas”, argumentó entonces la portavoz del Ejecutivo.

DANIEL RÍOS

www.20minutos.es

Impactos: 35